Perarnau Magazine

“El carácter de cada hombre es su destino”. Heráclito


Santoral / Historias

Gyula Zsengellér: un goleador nato

por el 17 diciembre, 2013 • 10:43

Miembro junto a Sandor Biro, Antal Szabó, Gyula Lazar o Gyorgi Sarosi de la primera gran selección húngara que vieron los aficionados y que obtuvo el subcampeonato mundial en 1938. Es el tercer máximo goleador de la historia en la liga de su país con 387 goles y el séptimo mejor artillero de todos los tiempos en campeonatos de Primera división con 416 tantos, repartidos en Hungría, Italia y Colombia. Nacido el 27 de diciembre de 1915 en Cegléd (Hungría), fue un delantero de clase mundial. Técnicamente brillante, muy inteligente y con un físico privilegiado, era ambidiestro y remataba desde cualquier ángulo y posición. Podía jugar en varias posiciones del ataque gracias a su rigor táctico. Se le conoció como el Profesor en su estancia en Roma por su conocimiento del latín y del francés.

gyula

Comenzó a jugar en las calles de su localidad hasta que con 15 años entró a formar parte del Ceglédi Veré, uno de los equipos de la ciudad. Permaneció una campaña, momento en el que fichó por el Salgótarján TC, donde se hizo futbolista y pasó toda su juventud. En 1935 debutó en el campeonato liguero participando en 24 partidos y anotando 19 goles. La actuación del cuadro blanco no fue buena y tras finalizar en decimotercera posición, descendió. En verano recibió una oferta del Újpest que aceptó. En el equipo capitalino jugó un total de once años con el conflicto bélico mundial de por medio. Los buenos resultados, tanto en el plano colectivo como individual, no tardaron en llegar y Zsengellér se proclamó máximo goleador del campeonato en 1937-1938 con 31 goles, en una campaña en la que el Újpest acabó segundo por detrás del Ferencváros. Un año más tarde el ariete rompió todos los récords con 56 goles que le permitieron revalidar el trofeo de mejor artillero y además le auparon al primer puesto de goleadores europeos esa campaña. Su aportación, junto con la de otros compañeros como Antal Szalay, Gyorgy Szűcs, Jeno Vincze, Lipot Kállai o el técnico Bela Guttmann, trajo consigo la consecución de la liga en un curso en el que superaron por un punto al Ferencváros. La guinda al pastel la puso la Copa Mitropa que conquistaron tras dejar en el camino a Sparta de Praga en cuartos de final (por un parcial de 4-3), al Beogradski SK yugoslavo en semifinales (9-5) y derrotar por 6-3 en la final al Ferencváros, tras empatar en casa a dos y vencer fuera por 1-4 con un doblete de Zsengellér. Estos dos tantos, sumados a otros siete durante el resto del torneo, le erigieron como máximo goleador de la edición de 1939.

Los años que duró la II Guerra Mundial la liga no se paró, pero el Újpest no cosechó ningún triunfo más, aunque cerca estuvo de conseguirlo en 1941 y 1942 cuando obtuvo sendos subcampeonatos. Zsengellér siguió haciendo su trabajo en materia de goles y en 1943 y 1944 ganó dos trofeos más de mejor goleador con 26 (compartido con Jenő Jenőfi) y 33 goles respectivamente. En 1945 volvieron a la senda de la victoria en el campeonato liguero cuando distanciaron en tres puntos al FTC, al mismo que tiempo que Zsengellér repetía como máximo artillero con 36 tantos y por consiguiente mejor realizador del continente. Con un plantel con Gyorgy Toth en la portería, Sandor Balogh o Sandor Szucs en la defensa, Suhai en el centro del campo, Ferenc Szusza acompañando en el ataque a Zsengellér y la llegada del entrenador y exjugador en los años treinta Jávor Pál, se ratificó el éxito de 1945 con otras dos ligas seguidas en 1946 y 1947, dejando muy atrás a sus competidores Vasas SC y Kispest AC. En octubre de 1947, cuando estaba a punto de comenzar la temporada, el Újpest recibió una oferta de la Roma por el traspaso de Zsengellér, que se acabó consumando. El delantero abandonó la entidad blanquivioleta dejando unos registros de 368 goles en 301 partidos. La escuadra giallorossi estaba dirigida por su compatriota Imre Senkey, que había sido el principal valedor del fichaje. Sin embargo, el rendimiento del Profesor, ya veterano, no fue el esperado. Ubicado en el centro del campo, en su primera temporada participó en 28 partidos, logrando cinco tantos para una Roma que evitó el descenso por un solo punto. En la temporada siguiente, con Luigi Brunella en el banquillo, apenas contó y su bagaje fue de seis partidos y un gol. En 1949 abandonó el conjunto romano y se enroló durante una campaña en el Ancona, que militaba en la Serie C. Con 18 goles ayudó al club anconitano a finalizar líder del Grupo C por delante del Piombino y de esta forma conseguir el ascenso a la Serie B. Se marchó a Colombia en 1951. Allí disputó dos temporadas con el Deportivo Samarios (actualmente Unión Magdalena), en el que marcó 23 goles en 37 partidos y puso fin a su carrera en 1953.

Con la selección húngara fue internacional en 39 ocasiones entre 1936 y 1947, consiguiendo 32 goles. Debutó el 2 de diciembre de 1936 en un amistoso celebrado en Highbury (Londres) ante Inglaterra, que les apabulló por 6-2. En marzo de 1938 jugó el partido decisivo para la clasificación del Mundial de Francia de meses después. Hungría obtuvo el billete tras la victoria por 11-1 frente Grecia en una tarde en la que Zsengellér logró cinco dianas, su récord personal en la Valogatott. En tierras francesas les tocó en suerte en la primera fase las Indias Orientales Neerlandesas, a las que vencieron por 6-0 con doblete de el Profesor. En cuartos de final se enfrentaron a la Suiza de Fredy Bickel, Hermann Springer o Andre Abbleglen, que tampoco les puso en apuros y cayó por 2-0 (un gol de Zsengellér en el minuto 90). Las semifinales las disputaron ante el combinado sueco en un duelo que decidieron Zsengellér, con un triplete, y Sas y Sarosi con una diana cada uno, mientras que Nyberg hizo el gol del honor escandinavo. En la gran final del 19 de junio en el estadio de Colombes de París, Hungría tenía como rival a la vigente campeona del mundo, Italia. La azzurra anuló el poderío atacante de Sarosi y Zsengellér y se impuso por 4-2 sin temer en ningún momento por la victoria. Zsengellér fue el húngaro más destacado del torneo y el segundo mejor realizador con seis goles, solo por detrás del brasileño Leonidas da Silva. La II Guerra Mundial impidió que jugase más torneos de importancia y en aquella época participó en numerosos amistosos en los que Hungría derrotó a Alemania (anotó un triplete), Suiza, Austria o Bulgaria (1-4, todos los goles obra suya) como resultados más destacables. En sus últimos encuentros con el combinado nacional llegó a coincidir con varias estrellas de los magiares mágicos como Ferenc Puskas, Nándor Hidekguty o Gyula Grosics, que en los años cincuenta dejaron huella con su fútbol. Se despidió el 20 de agosto de 1947 en un partido de la Copa Balcánica en el que vencieron por 3-0 a Albania.

Selección húngara (1938)

Selección húngara (1938)

Con la selección de la FIFA fue convocado en 1938 para el partido disputado frente a Inglaterra en Highbury con motivo del 75 aniversario de la Federación Inglesa. Allí compartió equipo con el belga Raimond Braine, los italianos Silvio Piola, Michele Andreolo y Aldo Olivieri o el noruego Arne Brustad. Inglaterra venció por 3-0 con goles de Hall, Lawton y Goulden.

Su trayectoria en los banquillos la inició en 1950 en el Cosenza italiano, cuando aún no se había retirado de forma oficial de los terrenos de juego. A continuación, en su periplo por Colombia, en el Deportivo Samarios compaginó la labor técnica con la de jugador durante dos campañas (1951-1953). Regresó a Europa y tomó las riendas del conjunto chipriota Pezoporikos Larnaca, con el logró el título de liga en la temporada 1953-1954 por delante del APOEL. Desde ese instante su actividad discurrió entre Italia y Grecia, dirigiendo a Cosenza de nuevo en 1955, Pezoporikos Larnaca en 1956, APOEL en 1957, la selección de Chipre entre 1958 y 1959, Cosenza desde 1960 a 1962, Salerno durante unos meses, Ravenna de 1962 a 1964, el Apollon Kalamarias en 1965, APOEL en 1966, Pezoporikos Larnaca otras dos campañas, Anorthosis de 1968 a 1970, Cosenza en 1972, Olympiakos Volos desde 1972 a 1974, APOEL entre 1974 y 1976 (obteniendo la copa chipriota tras derrotar 6-0 al Alki Larnaca FC) y APOP Kinyras de 1976 a 1979, momento en el que dejó los banquillos. Falleció en Nicosia (Chipre), donde se había establecido tras su periodo como entrenador, el 29 de marzo de 1999 a los 83 años.

* Alberto Cosín.




orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2022 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: De lunes a viernes de 09.00h a 18.00h