Perarnau Magazine

"Cuando solo se tienen palabras, el silencio expresa mucho". Josep Cunill


Fútbol / Inglaterra / Premier League

Hechos, culpas y causas de la destitución de Villas-Boas

por el 17 diciembre, 2013 • 9:21

andre_villas_boas

André Villas-Boas ganó el triplete con el Oporto en mayo de 2011, ocho años después de que lo hiciese Mourinho. Demasiadas similitudes se presentaban –joven, ganador, portugués– como para no mencionar a su mentor en la comparación. Es más, desde las oficinas del Chelsea quisieron ser los primeros en darse cuenta de la gran cantidad de semejanzas pagando 15 millones por él. El hecho es que esa comparación se ha acabado convirtiendo en odiosa y le ha perseguido hasta acabar con su reputación en Inglaterra. Tras el humillante 0-5 del Liverpool en White Hart Lane del pasado domingo, la directiva del Tottenham ha decidido destituir al portugués. Vamos a analizar los errores que ha cometido el propio Villas-Boas, pero también los problemas ajenos con los que ha tenido que cargar en su segunda estancia en Londres.

Sería muy difícil encontrar argumentos para defender la permanencia de Villas-Boas en el Tottenham. En octubre ya decíamos que su proyecto tenía luces y sombras y en noviembre nos cuestionábamos su credibilidad. Ha sido un despido que ha tenido varios puntos clave en esta temporada:

6/10/2013: el Tottenham estaba desplegando un gran fútbol y tan solo había perdido en la visita al Emirates ante el irreconocible Arsenal. Las previsiones eran optimistas y, pese a que algunos fichajes no se habían asentado (Erik Lamela, sobre todo), Soldado marcaba goles y Townsend se erigía como líder. Visitaba White Hart Lane el West Ham y acabó goleando ante la incredulidad de la afición spur: 0-3 y primer batacazo de la temporada.

24/11/2013: está combinando grandes actuaciones en la Europa League –siempre ante equipos inferiores– con mediocres partidos en la Premier League. Visita el Etihad para medirse al Manchester City en un clima enrarecido donde Lamela, el fichaje más caro en la historia del Tottenham (30+5), es por primera vez titular desde que llegó en agosto. Mientras tanto, Andros Townsend, mejor jugador spur hasta la fecha, desaparece del once titular. El golpe que sufre el conjunto londinense es tremendo: 6-0. “Debemos sentirnos avergonzados de lo que ha ocurrido hoy”, dijo André en rueda de prensa.

15/12/2013: la gota que colma el vaso. El Tottenham sigue sin jugar a nada y Villas-Boas, sin tener un once definido. Va apareciendo en los onces Chadli, jugador sin aportación ofensiva alguna. El batacazo en el Lane ante un inconmensurable Liverpool es brutal, tanto que tardan menos de veinticuatro horas en echar a Villas-Boas, pese a que el portugués había dicho en rueda de prensa que no pretendía rendirse.

¿QUÉ ES CULPA DE VILLAS-BOAS?
  • No ha creado una idea de juego. Tras más de tres meses de competición, era imposible conocer a qué jugaba el Tottenham. Si bien dominaba la posesión en la mayoría de los partidos, lo hacía sin criterio alguno y acababa pagándolo. Fiel ejemplo es el partido ante el West Ham, donde el dominio en la primera mitad fue evidente, pero las pésimas transiciones ataque-defensa provocaron que los de Allardyce golearan en campo rival. Además, la conexión con la línea de tres cuartos era inexistente y no había soluciones ante defensas bien plantadas. Casi todos los jugadores acababan jugando por dentro (el ejemplo en más de un partido fue el perfil izquierdo. Todos con tendencia a jugar por dentro: Sigurdsson, Soldado, Verthonghen y Eriksen).
  • Mediocre gestión de la plantilla. No encontró un once definido durante octubre y noviembre y acabó jugándose el puesto con jugadores que apenas habían contado antes o que no habían hecho méritos para ser titulares (Chadli o Holtby). Mientras, su mejor jugador y uno de los mejores defensas de la Premier League (Verthonghen) declaraba abiertamente no sentirse a gusto en el lateral y Townsend desaparecía misteriosamente del once titular después de ser el mejor con la selección inglesa y con su equipo.
  • Lamela, caso aparte. Se especuló con que su tardía aparición en el equipo de Villas-Boas estaba ligado a una teórica pretemporada específica del argentino. Nada más lejos de la realidad. Al final, el extremo de la Roma ha disputado apenas unos minutos dejando un regusto agrio. No lo fichó Villas-Boas, pero en él reside en gran parte la culpabilidad de que todo sean dudas en torno a la figura del futbolista y que no haya explicaciones por su rendimiento.
  • La poca autoridad para imponerse a la directiva del Tottenham o al propio Baldini, director deportivo. Se puede entender que algún fichaje que efectúa el equipo londinense después de la venta de Bale no lo elija él, pero una cosa es el nombre del jugador y otra cosa es la posición. Por ejemplo, empezó la temporada con cinco extremos: Lennon, Chadli, Townsend, Sigurdsson y Lamela. O con cinco mediocentros para dos puestos: Sandro, Capoue, Paulinho, Dembélé y Holtby. Desequilibrio.
¿QUÉ NO ES CULPA DE VILLAS-BOAS?
  • El nombre de Levy, dueño del Tottenham, parece causar pánico al resto de presidentes y dueños de los clubes a la hora de fichar o vender. Con fama de duro negociador, Levy alargó hasta la extenuación la venta de Gareth Bale para intentar exprimir hasta el último euro posible al Real Madrid. Puede parecer una operación muy beneficiosa, y sí, económicamente lo fue, pero mirando desde un prisma organizativo, para Villas-Boas llevar una plantilla que desconocía a ciencia cierta si su jugador más determinante se iba a marchar o no hasta el último día no debe ser fácil. Esto, añadido al hecho de que varios jugadores se ficharon en los últimos días del mercado, complicó la pretemporada y la planificación se convirtió en un quebradero de cabeza.
  • Si hay un culpable más allá de Villas-Boas en el mal momento del equipo, este es Franco Baldini. El director deportivo del Tottenham tuvo mucho que ver en la confección de la plantilla y en los nombres de los fichajes. Él fue quien decidió en qué invertir la cantidad ingresada por Bale. Nombres como Soldado o Lamela salieron de su boca. Y de los fichajes tan solo ha triunfado Paulinho.
  • Como en todo mal momento de un equipo, parte de la culpa reside en los jugadores. Prácticamente ninguno ha estado a la altura y si hubiese que salvar algún nombre, Paulinho y Verthonghen serían los elegidos. Por su parte, el ya nombrado Erik Lamela, Eriksen o Soldado han sido fichajes que han decepcionado. Es más fácil culpar a uno que a veinticuatro, pero no por ello se puede eximir su parte de la culpa. 

* Carlos Jiménez Barragán es periodista.




orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2022 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: De lunes a viernes de 09.00h a 18.00h