Perarnau Magazine

"Solo los buenos quieren mejorar. Por eso son buenos". Nick Faldo


Santoral / Historias

Igor Netto: el primer capitán campeón de la Eurocopa

por el 13 febrero, 2014 • 4:52

En el año 1960 se disputó la primera edición de la Copa de las Naciones de Europa (actualmente llamada Eurocopa), torneo ideado por el secretario general de la UEFA, el francés Henri Delaunay. El primer equipo que conquistó el trofeo fue la URSS, y el capitán soviético era Igor Netto. Nacido el 9 de enero de 1930 en Moscú (Rusia), empezó como defensa pero acabó desempeñándose como centrocampista. Jugador hábil y técnico, tenía una magnífica visión de juego y un gran sentido de la anticipación. Se le conoció con el apelativo de el Ganso por su voz aguda y su largo cuello.

netto

Jugador de un solo club, toda su trayectoria en los terrenos de juego discurrió en el Spartak de Moscú; permaneció en él un total de dieciocho temporadas en las que logró innumerables títulos. Llegó al primer equipo en 1949 de la mano del técnico Abram Dangulov, cuando allí ya figuraban jugadores como Sergei Salnikov, Anatoli Ilyin, Aleksei Paramonov o Yuri Sedov. En su segunda temporada estrenó el palmarés con la Copa Soviética, dejando en el camino al Zimbru Chisinau, al Zenit y al CSKA de Mosc antes de ganar en la final al Dinamo de Moscú por 3-0.

La sequía en el campeonato de liga duraba ya más de diez años y para romper esa estadística se contrató como técnico a una leyenda de la entidad que acababa de colgar las botas, Vasily Sokolov. Formó un gran conjunto y llegaron dos ligas de forma consecutiva en 1952 y 1953. En la primera de ellas superaron por tres puntos a Dinamo de Kiev y Dinamo de Moscú y en la segunda fue el Dinamo de Tiflis el gran rival por el título, que acabó sumando dos puntos menos que el Equipo del Pueblo. Además, en esta campaña el compañero de Netto, Nikita Simonyan, fue el máximo realizador de la competición. Las dos posteriores temporadas el equipo rozó el título, pero tuvo que conformarse con dos subcampeonatos, siendo el Dinamo de Moscú el vencedor en ambas ediciones.

Regresaron a la senda del éxito en 1956, ya con Nikolay Gulyaev en el banquillo. Recuperaron la hegemonía del fútbol soviético a costa del Dinamo de Moscú en una temporada en la que fueron el equipo más goleador, el menos goleado y solo perdieron tres partidos. Dos años después llegó un histórico doblete, algo que no ocurría desde 1939. En la liga todo se decidió en la última jornada, con un ventaja final de un punto sobre el Dinamo de Moscú, y en la Copa, tras perder la final del año anterior, esta vez no fallaron y derrotaron al Torpedo de Moscú por la mínima en la prórroga.

El cambio de década trajo una renovación de la plantilla a cargo del nuevo técnico, Simonyian, y algunas de las altas más significativas fueron Valeri Dikarev, Gennadi Logofet, Anatoli Krutikov, Yuri Falin y Galimzyan Khusainov. El equipo tardó en conjuntarse y en la copa fue apeado en las primeras rondas, mientras que en la liga no volvió a asomarse a la cabeza hasta 1961, cuando finalizó en tercer lugar. La temporada venidera, en 1962, volvió a alzar el trofeo liguero en una competición que constó de dos partes. Una primera ronda con dos grupos de once equipos donde el Spartak finalizó por detrás del Dinamo de Tiflis y una segunda en el que se enfrentaron los doce mejores equipos de ambos grupos en sistema de liguilla. Ahí el Spartak fue mejor que el resto y con 32 puntos se situó por encima del Dinamo de Moscú y el Dinamo de Tiflis.

El último entorchado en la carrera de Netto tuvo lugar en 1963 con la Copa Soviética. Sus victimas fueron el Shinnik Yaroslavl, el Dinamo de Kiev, el Dinamo de Leningrado, el Dinamo de Moscú y el Shaktar Donetsk en la final. Disputada el 10 de agosto en el Luzhniki Stadium, el Shaktar se adelantó en el marcador, pero el Spartak remontó y acabó ganando por 2-1, pudiendo recibir Netto el trofeo que les designaba como campeones. En 1965 el centrocampista moscovita puso punto final a su carrera con un bagaje de más de 400 partidos (368 de liga y 36 goles) con la elástica del Spartak entre todas las competiciones.

Con la selección de la URSS fue internacional en 54 ocasiones y anotó un total de 4 goles. Debutó en los Juegos Olímpicos de Helsinki en 1952 en el duelo de la fase preliminar ante Bulgaria. La URSS venció por 2-1 y en la siguiente ronda se encontraron con Yugoslavia. En el combinado plavi figuraban Vlado Beara, Branko Zebec, Ratko Mitic o Vujadin Boskov, y el partido fue una oda al espectáculo. Empataron a cinco goles y tuvo que disputarse un encuentro de desempate dos días después en el que los soviéticos cayeron derrotados por 1-3.

El siguiente torneo de importancia en el que participó Netto fueron los Juegos Olímpicos de 1956. La historia esta vez fue diferente y en Melbourne consiguieron la medalla de oro. Se clasificaron tras apear a Israel y en la primera ronda de la competición se vieron las caras con la República Federal de Alemania. Ganaron por la mínima y en la segunda fase les tocó Indonesia. En un principio parecía asequible, pero el partido terminó empate a cero y no se deshicieron de los asiáticos hasta el replay (4-0; el tercer gol fue obra de Netto). En semifinales necesitaron de la prórroga para superar a los búlgaros y en la final pudieron tomarse la revancha de los anteriores Juegos frente a Yugoslavia. Un solitario tanto de Ilyin dio la presea dorada a la URSS por primera y única vez en su historia.

Selección de la URSS (1960)

Selección de la URSS (1960)

Un año más tarde empezaron la fase de clasificación para el Mundial de Suecia de 1958 donde Netto fue un fijo para Gavriil Kachalin. El centrocampista anotó un gol a Finlandia en Moscú y otro en Helsinki y participó en la victoria en casa frente a Polonia y en la derrota por la mínima en el estadio Slaski de Chorzów. Esto hizo que soviéticos y polacos acabasen con 6 puntos y tuviera que disputarse un encuentro de playoff para lograr el billete a Suecia. Celebrado en Leipzig (Alemania), con Netto como capitán, la URSS ganó por 0-2 y se clasificó para la Copa del Mundo. En tierras suecas vio desde el banquillo el empate a dos ante Inglaterra y el triunfo por 2-0 frente a Austria. El entrenador Kachalin sí contó con él para el partido frente a Brasil, en el que sucumbieron por 2-0, con dos dianas de Vavá. La URSS finalizó en segundo lugar del Grupo 4 y en cuartos de final tuvo como rival a los anfitriones. De nuevo el capitán fue suplente y el equipo sueco, apoyado en las gradas del Rasunda Stadium por 32.000 aficionados, eliminó a los soviéticos por 2-0.

La Eurocopa de 1960 se inició dos años antes, y en octavos de final la URSS se enfrentó a Hungría. Netto disputó la vuelta en Budapest, donde ganaron por la mínima, aunque en la ida ya habían conseguido un amplio tanteo de 3-0. En cuartos de final quedaron emparejados con España ,pero por motivos políticos los españoles declinaron jugar la eliminatoria y la URSS pasó a semifinales. Allí el adversario fue Checoslovaquia, ya en Francia, sede de esta primera edición. La URSS, con Netto portando el brazalete, se mostró muy superior y ganó por tres tantos de diferencia. En la final, en el Parque de los Príncipes de París, de nuevo se cruzó una Yugoslavia con Jusufi, Jerkovic, Galic, Kostic o Sekularac. El cuadro plavi se adelantó por medio de Galic en la primera mitad, pero al regresar de los vestuarios Metreveli igualó el marcador. Con 1-1 se llegó al final de los 90 minutos y en la prórroga Ponedelnik batió a Vidinic, levantando instantes después Netto el trofeo al cielo parisino. Los once futbolistas que alineó Kachalin aquella noche fueron Yashin, Chokheli, Maslenkin, Krutikov, Voynov, Netto, Metreveli, Ivanov, Ponedelnik, Bubukin y Meskhi.

El último gran evento al que asistió el centrocampista fue el Mundial de Chile de 1962. La URSS obtuvo el pasaporte tras liderar el Grupo 5 de la calificación por delante de Turquía y Noruega y en el sorteo quedó emparejada con Uruguay, Yugoslavia y Colombia. Venció a yugoslavos y uruguayos y ante Colombia empató a cuatro. Una anécdota que protagonizó Netto tuvo lugar en el encuentro ante los charrúas. Su compañero Chislenko disparó a puerta y el balón entró por la parte exterior de la red, donde había un agujero. El arbitro Cesare Jonni dio como válido el gol y mientras los uruguayos protestaban el soviético hizo gestos al colegiado dando a entender que el esférico había entrado por fuera, lo que ayudó al italiano a cambiar de opinión y anular el tanto. En cuartos de final, la URSS perdió ante Chile por 2-1 y se despidió del torneo. El capitán concluyó su trayectoria como internacional tres años después en un partido amistoso frente a Austria que acabó sin goles.

Posteriormente ejerció como entrenador de hockey hielo y luego durante una década se sentó en los banquillos de varios clubes de fútbol. Comenzó en el AC Omonia chipriota en 1967 y continuó en el FC Shinnik Yaroslavl y en la selección de Irán, primero como asistente y luego como técnico jefe ya en la década de los setenta. En 1973 llegó como ayudante de Nikolay Gulyayev al Spartak de Moscú y en 1975 tomó las riendas del conjunto moscovita como entrenador principal. La temporada siguiente firmó por el Panionios griego y su último equipo fue el Neftchi Bakú en 1979.

Entre otras distinciones recibió la Orden de Lenin en 1957 y la Orden de la Amistad por el servicio y el desarrollo de la cultura y el deporte en 1995. Falleció el 30 de marzo de 1999 tras una larga enfermedad.

* Alberto Cosín.



Para acceder a la Revista basta con hacerse socio del Club Perarnau aquí. 
orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2020 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: De lunes a viernes de 09.00h a 18.00h