Perarnau Magazine

"Todo lo que no está creciendo está muriendo. Crecer significa aprender y transformarte cada vez en una mejor versión de ti mismo". Imanol Ibarrondo


Santoral / Historias

Jorge Robledo: el anglochileno

por el 22 abril, 2014 • 10:02

De padre chileno y madre inglesa, se trasladó muy pequeño a Inglaterra y allí empezó a dar las primeras patadas a un balón junto con su hermano Eduardo. Años más tarde entraría en la historia de la liga inglesa al ser el primer jugador no británico en proclamarse mejor artillero del campeonato. Nunca renegó de sus raíces y jugó con la selección chilena a pesar de residir en el Reino Unido. Nacido el 14 de abril de 1926 en Iquique (Chile), se desempeñaba como interior derecho o delantero y era un jugador corpulento y de gran físico. Rápido y con un magnífico cambio de ritmo, no era excesivamente hábil, pero su olfato de gol, su poderoso remate de cabeza y su preciso disparo le hicieron ser un destacado y temido atacante. En Inglaterra fue conocido como George y en su país natal algunos le apodaron Gringo.

Jorge-Robledo

Comenzó su carrera en varios conjuntos locales de Yorkshire, y tras un breve paso por el Huddersfield Town se marchó al Barnsley, de la Second Division, en plena Segunda Guerra Mundial. Oficialmente debutó tras acabar el conflicto bélico en la campaña 1946-1947, y lo hizo anotando un triplete ante el Nottingham Forest. Junto con su hermano Ted permaneció dos años y medio en la entidad hasta que equipos de primer nivel empezaron a poner sus ojos en él.

El Newcastle se interesó y Jorge puso la condición de que su hermano tenía que acompañarle en esa aventura, algo a lo que no se opusieron los dirigentes de las urracas. El 27 de enero de 1949 se hizo oficial el traspaso por una cantidad de 26.500 libras. Hizo su estreno ante el Charlton Athletic en un curso en el que el Newcastle marchaba segundo, pero finalmente terminó cuarto. En su primera campaña completa comenzó a dar pinceladas de lo que podía ofrecer y anotó 11 goles en un año donde acabaron en quinto lugar a tres puntos del campeón, el Porstmouth. A su regreso del Mundial de Brasil, el cuadro dirigido por Stan Seymour siguió peleando en los puestos de arriba de la tabla liguera y realizó una soberbia FA Cup, culminándola con el título en Wembley. Dejaron en el camino a Bury, Bolton, Stoke City y Bristol Rovers y Wolverhampton tras un replay. Como rival en la final, el Blackpool de Stanley Matthews, Stan Mortensen o Jackie Mudie, que nada pudo hacer ante los dos tantos de Jackie Milburn que dieron la copa al Newcastle.

La temporada 1951-1952 fue la de la explosión de Robledo, que realizó soberbios partidos y se erigió en máximo goleador de la liga inglesa con 33 dianas. Destacaron varios dobletes ante el Preston North End, Stoke City y Derby County, el triplete anotado frente al Tottenham y los cuatro tantos que le marcó al Burnley. El curso se inició con una derrota en la Community Shield por 2-1 contra el Tottenham y continuó con mucha irregularidad en el campeonato liguero, algo que fue una constante todo el año. Sin embargo, en la FA Cup las cosas marchaban igual que la campaña anterior y fueron eliminando consecutivamente a Aston Villa, Tottenham, Swansea, Portsmouth y Blackburn (con un tanto decisivo de Jorge en el replay) antes de verse las caras en el partido por el título con el Arsenal. Con 100.000 personas en las gradas de Wembley y Robledo en el once junto a Simpson, Cowell, McMichael, Harvey, Brennan, su hermano Eduardo, Walker, Foulkes, Milburn y Mitchell, el conjunto blanquinegro se impuso por la mínima. El tanto llegó en el minuto 84, obra de Robledo cuando aprovechó un centro desde la izquierda de Milburn para batir de un cabezazo al arquero Swindin. Su último curso en el club del nordeste de Inglaterra fue el de 1952-1953, temporada en la que el nivel cayó ostensiblemente y coquetearon con los puestos bajos en la First Division. Tampoco pudieron ganar por tercera vez la FA Cup y en la Community sucumbieron ante el Manchester United por 4-2. El recuerdo que dejó Robledo en la institución aún perdura, y su bagaje total con las urracas es de 82 goles en 146 partidos entre todas las competiciones.

Regresó a su país y firmó por Colo-Colo, donde jugó a un alto nivel durante cinco años. De nuevo Eduardo se marchó con él y ambos nada más aterrizar se hicieron importantes en el plantel de la capital. Los éxitos no tardaron en llegar y en 1953 Colo-Colo se mostró muy superior a todos sus rivales y se hizo con el campeonato por delante de Palestino y Audax Italiano. Robledo no había perdido su olfato y fue el mejor anotador de la competición con 26 goles, repitiendo también en 1954 con 25, aunque se quedaron a un punto del título que se llevó Universidad Católica. En 1955, por primera vez los hermanos se separaron al volver Ted a Inglaterra para jugar en el Notts County, y un año después George siguió ampliando su palmarés con la consecución de otra liga. Aventajaron en cinco puntos a Santiago Wanderers y los jugadores de Enrique Fernández, entre los que se encontraban Misael Escuti, Mario Moreno, Jaime Ramírez o Enrique Hormazábal, llevaron el séptimo trofeo de la regularidad a las vitrinas de la entidad Albo.

Tras un breve bajón en 1957, los buenos resultados volvieron en 1958 y aunque no lograron la liga por un solo punto, obtuvieron el trofeo de copa de reciente creación esa misma campaña. Iniciaron su andadura ante Unión Española en cuartos a la que derrotaron por 7-2, continuaron en semifinales avasallando a Everton por 5-0 y en la final el contrincante fue Universidad Católica. Al final de los noventa minutos el resultado era de 2-2 y el mejor coeficiente de goles le dio el entorchado al Colo-Colo. Robledo no fue de la partida y unas semanas antes había jugado ante Everton por última vez con El Cacique. Dejó una estadísticas de 84 goles en 153 partidos y se despidió del fútbol en las filas de O’Higgins. Allí participó en 21 choques con 6 goles en su haber y colgó las botas en 1960 cuando contaba con 34 años.

Con la selección de Chile fue internacional en 31 ocasiones, logrando 8 tantos, entre 1950 y 1957. Su debut no pudo tener mejor escenario que el Mundial de Brasil ante Inglaterra y en Maracaná. El duelo se resolvió con 2-0 a favor de los ingleses, siendo Robledo de los más destacados por parte de Chile. A continuación cayeron también frente a España por idéntico resultado y en la tercera jornada se enfrentaron a Estados Unidos. George abrió el marcador en una tarde en la que cuajaron una formidable actuación los hombres de Arturo Bucciardi, apabullando a los americanos por un tanteo de 5-2.

Selección de Chile en el Mundial de Brasil de 1950.

Selección de Chile en el Mundial de Brasil de 1950.

Sus apariciones con la selección empezaron a ser más habituales a partir de 1953, después de fichar por Colo-Colo. Participó en la Copa del Pacífico de ese año, donde fueron superados por Perú, y en 1954 pelearon por asistir a la Copa del Mundo con sede en Suiza. En una liguilla con Brasil, Paraguay y Perú, lucharon por una plaza, pero no ganaron ningún partido y los brasileños lograron el pase. Un año después, Chile organizó la Copa América y todo el país esperaba un buen papel en el torneo. Dirigidos por Luis Tirado, los hombres importantes del plantel, además de Jorge Robledo, eran Enrique Hormazábal, Misael Escuti, su hermano Ted o Jaime Ramírez. En las dos primeras jornadas acumularon sendas victorias ante Ecuador por 7-1, con un gol de George, y contra Perú por 5-4. Luego empataron con Uruguay a dos y vapulearon a Paraguay por 5-0. La casualidad quiso que el último partido ante Argentina decidiese al campeón, llegando ambos con 7 puntos liderando la clasificación. Los prolegómenos de la final en el Estadio Nacional de Chile estuvieron marcados por la muerte de seis personas aplastadas, pero aun así se celebró el choque. Con 65.000 personas en las gradas, la Argentina de Dellacha, Vaira, Labruna o Cucchiaroni enmudeció a los aficionados chilenos y se impuso por 1-0, llevándose la Copa América.

Después del fracaso en los Juegos Panamericanos de 1956, donde finalizaron en último lugar, Robledo disputó su segunda Copa América en 1957. Fijo en los planes de José Salerno, fue de la partida en los partidos ante Perú, Colombia, Argentina y Uruguay, en los que La Roja solo consiguió una victoria ante los colombianos por 2-3. Obtuvieron un sexto lugar y no tuvieron ninguna opción de luchar por el torneo.

Los últimos encuentros de Robledo con el equipo nacional tuvieron lugar unos meses después en la calificación para la Copa del Mundo de Suecia 1958. Encuadrados con la albiceleste y Bolivia, solo fueron capaces de ganar en el estreno ante los bolivianos y rápidamente se quedaron sin opciones de conseguir un billete mundialista. Se despidió de la selección chilena el 13 de octubre de 1957 en un duelo ante Argentina en el que sucumbieron por 0-2.

Al finalizar su carrera deportiva ejerció como ingeniero civil en la mina El Teniente en Rancagua y estuvo presente en el comité organizador del Mundial de Chile de 1962. Posteriormente se trasladó a Viña del Mar, donde fue director de deportes en el colegio Saint Peter’s .En la carátula del disco de John Lennon Walls And Bridges de 1974 aparece un dibujo del artista con el gol de Robledo en la final de la FA Cup de 1952. Falleció el 1 de abril de 1989 tras un ataque al corazón a los 62 años.

* Alberto Cosín.



Para acceder a la Revista basta con hacerse socio del Club Perarnau aquí. 
orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2020 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: De lunes a viernes de 09.00h a 18.00h