Perarnau Magazine

"En la sociedad de la prisa, el que camina despacio camina solo". Josep Cunill


Santoral / Historias

José Piendibene: el Maestro charrúa

por el 21 mayo, 2014 • 16:57

En la década de los diez del pasado siglo lideró la primera gran generación de jugadores uruguayos junto a Ángel Romano, Alfredo Foglino, Cayetano Saporiti o Isabelino Gradín. Obtuvo tres Copas de América (1916, 1917, 1920) y además marcó el primer gol de la historia de la competición: frente a Chile el 2 de junio de 1916. Aurinegro durante veinte años, marcó una época en Peñarol. Nacido el 5 de junio de 1890 en Pocitos, Montevideo (Uruguay), se desempeñaba como delantero. Futbolista completísimo que destacaba por su visión de juego, sus excelentes pases, su disparo preciso, su dribbling, su remate de cabeza y sus magníficos taconazos. Conocido con el apelativo de Maestro por el zaguero argentino Jorge Brown, que quedó prendado de su estilo de juego. Jamás festejaba los goles para no ofender al rival.

120161520101109

Empezó a jugar en el Buenos Aires de tercera división en 1907 y de allí pasó al Intrépido, donde tras unos meses se marchó al Peñarol (CURCC hasta 1914) en 1908, permaneciendo un total de veinte temporadas. Debutó frente al Club French el 26 de abril y además marcó dos de los seis tantos de su equipo. Un año más tarde conquistó su primer trofeo al ganar Peñarol la Copa de Honor Cousenier ante San Isidro, aunque no se hizo con un sitio fijo en las alineaciones hasta 1911, ya ocupando la posición de delantero centro. Aquel curso lograron el campeonato de liga con claridad perdiendo un solo encuentro y otra Copa de Honor Cousenier tras derrotar por 2-0 a Newell’s.

Las temporadas venideras, River Plate y Nacional acaparan los títulos en el país y Peñarol obtuvo varios subcampeonatos ligueros. No fue hasta 1918 cuando recuperaron la hegemonía del fútbol uruguayo. El conjunto aurinegro, que ya jugaba en el estadio de Las Acacias, contaba con Raffo, Pacheco, Artigas, Gradín, Campolo o Piendibene y superó a Nacional por dos puntos en la tabla de la liga, cortando la racha de los bolsos, que llevaban tres trofeos de forma consecutiva. Además también consiguieron la Copa de Honor Cousenier después de avasallar a Independiente de Avellaneda por 4-0.

La década de los veinte arrancó con un segundo puesto tras Nacional, pero en 1921, ya con Juan Piriz o Juan Legnazzi en la plantilla, obtuvieron la liga al aventajar en dos puntos a su máximo rival. Piendibene resultó clave con dos goles de cabeza frente a Nacional que sirvieron para remontar el gol inicial de Mazali (guardameta que en ocasiones jugaba como atacante) y conseguir así una victoria importantísima en el recién inaugurado campo de Pocitos.

Poco tiempo después, Peñarol fue descalificado de las competiciones futbolísticas por el Consejo de la Asociación Uruguaya de Football y el cuadro carbonero, junto a otros clubes, creó la Federación Uruguaya de Football. En 1925 se produjo la unificación de ambas asociaciones y en 1926 Peñarol conquistó el Torneo del Consejo Provisorio con Montevideo Wanderers a seis puntos.

El presidente Julio María Sosa decidió realizar una gira por Europa en 1927 en la que disputaron diecinueve encuentros repartidos por Alemania, Suiza, Austria, España, Francia y Checoslovaquia, pero Piendibene tuvo que quedarse en casa recuperándose de una lesión. Ya en 1928, y con el Campeonato Uruguayo de vuelta a la normalidad, el Maestro cerró su palmarés nacional con otro entorchado después de que Peñarol se mostrase muy superior a Rampla Juniors y Nacional. Ese curso también ganaron la Copa Aldao (torneo que reunía a los campeones charrúa y argentino) al batir a Huracán por 3-0 en Buenos Aires.

Al término de la campaña, Piendibene y otra leyenda de la entidad, José Benincasa, se despidieron del equipo manya dejando el testigo a hombres como Lorenzo Fernández, Nogués o Álvaro Gestido. El bagaje del delantero en sus dos décadas vistiendo la camiseta aurinegra fue de 506 partidos y 253 goles.

En 1924 el club le hizo socio honorario y varios años después, en 1941, fue el abanderado en la conmemoración del cincuentenario de la entidad de Montevideo. Para la historia, además, figura como el mejor realizador del país en la etapa amateur que va desde 1900 a 1931.

Con la selección de Uruguay fue internacional en 40 ocasiones logrando un total de 20 goles. Debutó en 1909 en la Copa Honor Argentino, donde el conjunto charrúa cayó por 3-1 frente a la albiceleste. Sus primeros tantos no tardaron en llegar y los anotó en la Copa Centenario Revolución de mayo de 1910, uno en el triunfo frente a Chile por 3-0 y otro en la derrota ante Argentina por 4-1.

La mayoría de los enfrentamientos al comienzo de la década de los diez fueron precisamente contra la albiceleste, en torneos como la Copa Lipton, la Copa Newton o las Copas Honor Argentino y Uruguayo. Piendibene sumó para su palmarés tres ediciones de la Copa Lipton en 1910, 1911 y 1912 tras vencer Uruguay respectivamente por 3-1, 0-2 (con un tanto suyo) y 2-0 a sus vecinos; dos Copa Newton en 1912 y 1915 después de empatar a tres en Avellaneda (ganaba el título el equipo visitante en caso de igualada) y ganar por 2-0 en Montevideo; dos Copa Honor Argentino en 1910 y 1912 al superar a Argentina por un global de 3-7 (marcó en el empate a uno del primer encuentro y en el triunfo por 2-6 en el desempate) en el primer torneo y 0-1 en el segundo; y tres Copa Honor Uruguayo en 1911, 1913 y 1914, siendo clave el delantero de Pocitos en la consecución de la primera con tres dianas (una en el empate a uno celebrado en el Parque Central y dos en el replay en el que vencieron por 3-0).

La Copa América surgió en 1916 y allí fue invitada Uruguay junto con Argentina, Brasil y Chile. El primer encuentro lo disputaron los cuadros uruguayo y chileno y Piendibene pasó a la historia al conseguir el primer tanto de la competición en el minuto 44 tras batir a Guerrero. No sería el único de la tarde, ya que cerró el marcador con el 4-0 definitivo en el minuto 75. En las dos siguientes jornadas, Uruguay batió a Brasil, que contaba con Friedenreich, por 2-1 y empató con Argentina a cero en Buenos Aires, alzándose con la copa tras sumar cinco puntos en tres encuentros.

Selección uruguaya (1920)

Selección uruguaya (1920)

Al año siguiente la competición se celebró en casa, y aunque Piendibene fue convocado por el técnico Ramón Platero, no disputó ni un solo minuto. La celeste se impuso con facilidad a Chile y Brasil por 4-0 y en la última fecha del torneo se jugó el título con Argentina. En el Parque Pereira de Montevideo un tanto de Scarone les hizo revalidar el título para alegría de los 40.000 espectadores allí presentes.

En 1919 no contó para Severino Castillo, pero volvió para la edición de 1920 con sede en Chile. Titular en los tres choques, realizó una gran actuación personal y fue elegido mejor jugador del torneo. Uruguay empató a uno contra la albiceleste y a continuación apabulló a Brasil por 6-0 y ganó por la mínima a Chile, consiguiendo así el tercer trofeo continental en cinco años.

La última Copa América a la que asistió fue la de 1921, y en esa ocasión no lograron el entorchado. Paraguay disputó el torneo sustituyendo a Chile y ante los guaraníes cosecharon su primera derrota por 2-1 pese al tanto del Maestro. En el estadio Sportivo Barracas apuraron sus opciones en el torneo después de vencer por 2-1 a Brasil, pero en el decisivo choque frente a Argentina un gol de Libonatti acabó con sus esperanzas, finalizando en el tercer lugar de la clasificación.

Piendibene se despidió de la selección dos años más tarde, el 25 de noviembre de 1923, en un amistoso frente a Chile en Montevideo que concluyó 2-1, anotando el gol definitivo el artillero pocitense en el minuto 72.

La única asignatura que le quedó en el equipo nacional fue no asistir a los Juegos Olímpicos de París en 1924 tras la ruptura de Peñarol con la Asociación Uruguaya de Football (AUF), puesto que en 1928, a pesar de ser convocado por Félix Polleri para los Juegos de Ámsterdam, declinó la invitación. Uno de los récords que aún mantiene es el de máximo goleador histórico en el Clásico del Río de la Plata (Argentina-Uruguay): 17 goles.

Posteriormente ejerció como entrenador durante dos etapas distintas en el club de sus amores, Peñarol. La primera de ellas en 1934 y la segunda en la temporada 1940-1941. Falleció el 12 de noviembre de 1969 en Montevideo a los 79 años.

* Alberto Cosín.




orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2023 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: De lunes a viernes de 09.00h a 18.00h