Perarnau Magazine

"Todo lo que no está creciendo está muriendo. Crecer significa aprender y transformarte cada vez en una mejor versión de ti mismo". Imanol Ibarrondo


Deportes / Estadísticas

La separación hace la fuerza

por el 26 enero, 2016 • 1:36

LAS ESTADÍSTICAS ESTÁN PARA CONTARSE

 

Es año olímpico, pero en waterpolo ha habido torneo continental europeo que, además, daba plaza para Río de Janeiro 2016 a los campeones. Billete que se quedaron Hungría en categoría femenina y Montenegro, pese a la plata, en categoría masculina.

La selección más dominante del campeonato fue la anfitriona, Serbia, clasificada para los Juegos desde que ganó el pasado verano la Liga Mundial. Los serbios, en su inexpugnable fortín de Belgrado, ganaron su tercer título europeo consecutivo y conquistaron su decimosexto título en estos últimos diez años que han competido como nación independiente: dos mundiales, cuatro europeos, siete Ligas Mundiales, dos Copas del Mundo y unos Juegos Mediterráneos. Pese a semejante palmarés, les sigue faltando un título, el oro olímpico, éxito que no celebran en el país desde Seúl 1988, cuando lo ganaron formando parte de Yugoslavia.

Más que nunca

El Campeonato de Europa de Belgrado tuvo un número muy elevado de selecciones. Las masculinas fueron dieciséis, la cifra más alta desde 1991, y las femeninas doce, igualando el récord de la competición establecido por última vez en 1997. Esto permitió el debut de dos países: Malta entre los hombres (acabó 15º) y Turquía entre las mujeres (12º). La de Malta fue la segunda aparición de la historia del país en un campeonato continental de deporte olímpico colectivo, tras su 19º lugar en hockey hierba en 1970.

Goleadas

Con tantos participantes se vio una diferencia de nivel en algunos partidos demasiado exagerada. Croacia (22-2 ante Malta) e Italia (21-1 ante Georgia, en lo que fue el mayor triunfo de su historia en el torneo) ganaron por veinte o más goles, por lo que este fue el segundo torneo masculino de la historia con dos triunfos tan contundentes, tras el de Viena 1995 (dos derrotas de Austria por 20 y 24 goles).

En el torneo femenino hubo once victorias por al menos 20 goles (diez en fase de grupos y un Rusia 22-2 Alemania en la lucha por la quinta plaza). Las más abultadas fueron el Rusia 29-0 Turquía y el Italia 31-2 Croacia, que en la historia de la competición solo están por detrás del Países Bajos 37-1 Suecia que se vio en la primera edición de Oslo 1985.

Además de Turquía ante Rusia hubo otros dos partidos donde un equipo no anotó: Países Bajos 25-0 Turquía (lo que convirtió a las turcas en el primer equipo con dos partidos sin marcar en una misma edición femenina, porque en categoría masculina el precedente más reciente está en 1966 con Turquía y Bulgaria) y Hungría 25-0 Portugal.

Primera fase

Los campeones de grupo en el torneo masculino fueron Serbia, Italia (ambos con pleno de victorias), España (que no lo conseguía desde 1999) y Hungría.

En el torneo femenino una selección lo ganó todo en cada grupo: Países Bajos e Italia, algo que empieza a ser gafe porque nadie es campeón tras una primera fase perfecta desde Italia en 2003.

Octavos de final

Las eliminatorias, al menos en categoría masculina, empezaron con un trámite, porque ninguno de los equipos fue eliminado en la primera fase. Esto permitió a las grandes potencias disputar un partido tranquilo donde ninguno avasalló a su rival (el resultado más amplio fue un Italia 16-2 Turquía, superado por seis marcadores de la fase de grupos). Solo Rusia, que ganó 9-6 a Alemania, pasó ciertos apuros, pero se metió entre los ocho mejores por primera vez desde 2003. El único que llegó a cuartos sin quedar entre los dos mejores de su grupo fue Grecia, al superar a Rumanía por 15-9.

Cuartos de final

Todos los partidos masculinos de esta ronda tuvieron tres o más goles de diferencia, algo inédito en la historia del campeonato. Uno de los marcadores más llamativos fue el Grecia 6-2 España, porque nadie anotaba tan poco en una ronda tan avanzada desde que Alemania y la propia España lo hicieran, también en cuartos, en 2003. Y Serbia no tuvo piedad de Rusia: ganó por 15-5 y se quedí a un gol de igualar la mayor paliza de la historia a partir de cuartos, que tiene Hungría desde que en 1999 ganara a Alemania por 15-4 también en cuartos. Montenegro y Hungría completaron las semifinales.

En los cuartos de final femeninos hubo triunfos cómodos de Italia, Hungría y España y una victoria apabullante de los Países Bajos ante Alemania por 19-2, la mayor de la historia en partidos eliminatorios por medallas por encima del 20-5 de los Países Bajos ante Francia en las semifinales de 1989.

Semifinales masculinas

Serbia alcanzó su quinta final como nación independiente –las mismas que la suma total de las de Serbia y Montenegro y Yugoslavia– al ganar fácilmente a Grecia por 13-7 en la peor derrota griega de la historia en un partido eliminatorio.

También llegó a la final, como en los dos años olímpicos anteriores, Montenegro, que ejerció de bestia negra de Hungría. Los húngaros siempre han perdido ante Montenegro en este campeonato (2008, 2012 y 2016) cuando han ganado, al menos una vez, a todos los demás rivales.

Semifinales femeninas

Las chicas húngaras sí pudieron meterse en la final al vencer a Italia por 10-5, el resultado más abultado en su serie de partidos europeos que se eleva a doce (solamente por detrás de los quince Hungría-Países Bajos y los trece Países Bajos-España). Sus contrincantes en la final fueron las neerlandesas, que en la cuarta tanda de penaltis en la historia del torneo (la tercera con participación de Países Bajos) apartaron a España de la lucha por el oro.

Partidos por el bronce

Si a Hungría se le da fatal enfrentarse a Montenegro, su reacción tras perder en semifinales casi siempre es perfecta. Y volvió a demostrarlo al ganar a Grecia por 13-10 y conseguir su quinta medalla de bronce en seis intentos (solo perdió ante Serbia en 2010). Hungría se mantiene al frente del medallero histórico con 24 preseas, mientras que Grecia, cuarta, igualó el mejor resultado de su historia obtenido en Florencia 1999.

La selección italiana femenina, que ganó a España en la fase de grupos, volvió a derrotarla por 10-9 para conseguir la novena medalla de su historia (cinco oros, dos platas y dos bronces). A España le cuesta asumir la decepción de perder en semifinales: perdió por tercera vez, de tres, la lucha por el bronce (1997, 2006 y 2016).

Final femenina

Igualdad extrema en el partido que decidía el título femenino. Hungría tuvo seis ventajas diferentes de un solo gol y los Países Bajos empataron cinco de ellas, llegando a ponerse por delante en el segundo cuarto. La única ventaja de más de un tanto llegó a 47 segundos del final, 9-7 para Hungría, y fue lo que decidió el título porque el marcador ya no se movió más.

Con esta victoria, Hungría logra la décimo tercera medalla de su historia (récord), el tercer título. Salió campeón pese a perder en la fase de grupos (10-14 ante las neerlandesas), exactamente igual que los dos campeones anteriores (Italia en 2012 y España en 2014).

Hungría, que no ganaba el título desde Liubliana 2001, es el país que más ha tardado en volver a ser campeón femenino.

Final masculina

Por decimoctava vez en la historia, sexta en cinco ediciones del campeonato de Europa y cuarta en una final, los antiguos hermanos de Serbia y de Montenegro se enfrentaron en una piscina. Esta vez en el mejor escenario posible, un Belgrado Arena a reventar con una asistencia histórica: 18.473 espectadores.

Rápidamente Montenegro cogió ventaja y finalizó el primer cuarto dos arriba (1-3), renta que mantuvo al descanso (3-4) y que desapareció al inicio del último cuarto (6-6). Fue en ese momento cuando Serbia consiguió un parcial de 4-0 que decidió el partido, aunque Montenegro tuvo un par de ataques para empatar el marcador.

Serbia finalmente ganó por 10-8 y se mantiene invicta en Belgrado, donde ha disputado veinte partidos de competición oficial (en este caso partidos de campeonatos de Europa y Liga Mundial) con 19 victorias y un empate: ante España en la Liga Mundial 2011 (venció por penaltis).

El título confirma a esta Serbia como una de las mejores selecciones de la historia de este deporte, aunque le falte el oro olímpico. Y eso es porque ha ganado dieciséis títulos en cinco competiciones diferentes en la última década y porque es uno de los tres países con con tres o más títulos europeos consecutivos, junto a Hungría (cinco seguidos en 1938 y otra racha de tres en 1962) y la Unión Soviética (tricampeón tras salir campeón de Estrasburgo 1987).

Y además…

  • Fútbol americano. NFL Playoffs

Las finales de conferencia no se parecieron en nada y propiciaron una final inédita para dentro de dos semanas en la localidad californiana de Santa Clara.

Denver Broncos 20-18 New England Patriots. Tom Brady y Peyton Manning se enfrentaron por 17ª vez en sus carreras. El partido no cumplió las expectativas y menos aún Tom Brady, que a punto estuvo de arreglar en el último minuto una actuación decepcionante. Manning, cerca de cumplir 40 años, llevó a los Broncos hasta su octava Super Bowl, la segunda con él liderando el equipo, e igualó el récord histórico de Steelers, Cowboys y Patriots.

Carolina Panthers 49-15 Arizona Cardinals. Los Panthers, mejor equipo de la temporada regular, repitió el fantástico inicio de partido de la ronda divisional y sentenció el encuentro con un parcial de 17-0 en los primeros quince minutos. Carolina siempre estuvo ganando por esos 17 puntos como mínimo y acabó batiendo a Arizona por 49-15, un marcador que es, a la vez, el mayor triunfo y la mayor anotación de los Panthers en playoffs y la mayor derrota y la máxima cantidad de puntos encajada por los Cardinals en postemporada.

  • Sumo. Hatsu Basho

El tan ansiado título de un luchador nacido en Japón llegó en el primer torneo del año. Una espléndida actuación de Kotoshogiku (Kazuhiro Kikutsugi de nombre real) le hizo ganar catorce de sus quince combates, tres de ellos ante los tres Yokozuna (el máximo grado del sumo) y acabar con la sequía japonesa de títulos, que se extendía a 59 torneos desde el triunfo de Tochiazuma II en el Hatsu Basho de 2006.

Kotoshogiku no solo hizo historia por ganar, sino por derrotar a tres Yokozuna (Kakuryu, Hakuho y Harumafuji) en un mismo torneo, algo que nadie conseguía desde el japonés Kirishima, que en el Hatsu 1991 superó a Asahifuji, Onokuni y Hokutoumi.

  • Ciclocross. Copa del Mundo

Doble triunfo neerlandés en la prueba final de la Copa del Mundo en Hoogerheide (Países Bajos), pero doble título belga en la general final.

En categoría masculina, Mathieu van der Poel enlazó su cuarto triunfo consecutivo, algo solo hecho en toda la historia por Sven Nijs (ocho seguidos en 2005 y cuatro consecutivos en 2003). El joven Van der Poel pagó cara su ausencia en las dos primeras carreras de la temporada y el título se lo llevó Wout van Aert, que dejó a Van der Poel como el segundo corredor que no gana el título pese a lograr cuatro triunfos en una misma temporada, tras Niels Albert en la 2009/2010 (cuatro victorias en nueve pruebas, dos más que las celebradas esta temporada).

En categoría femenina, la carrera la ganó Sophie de Boer (los Países Bajos son la nación con más ganadoras diferentes, cuatro) y la general se la llevó Sanne Cant, la mujer con más victorias de la temporada (tres), revalidó su título.

  • Ciclismo. Tour Down Under

Exhibición de los ciclistas locales en la prueba australiana que abre el UCI World Tour. Los australianos ganaron las seis etapas (dos Gerrans y Caleb Ewan, una McCarthy y otra Porte) y la victoria final para Simon Gerrans. Es la segunda vez en la historia de la carrera, creada en 1999, que un mismo país gana cada etapa, ya que los australianos también ganaron en los seis días de 2002 (cuatro McEwen, uno Evans y otro Rogers). Lo que sí es inédito es este pleno de etapas en una carrera por etapas del circuito mundial, creado en 2005 bajo el nombre de UCI Pro Tour.

  • Ciclismo en pista

La australiana de 41 años Bridie O’Donnell estableció en Adelaida (Australia) un nuevo récord de la hora al completar en ese tiempo 46,882 km. O’Donnell supera por 608 metros la marca de Molly Shaffer el pasado mes de septiembre y es la segunda australiana plusmarquista de la hora, tras Anna Millward, que lo fue hace quince años. Lo que no pudo batir O’Donnell fue el récord con las reglas anteriores, que Jeannie Longo dejó en 48,159 km en 1996 cuando tenía 38 años.

  • Patinaje sobre hielo. Europeo en pista corta

El ruso Semen Elistratov y la británica Elise Christie fueron los incontestables campeones de la vigésima edición del campeonato celebrado en la pista olímpica de Sochi (Rusia). Elistratov, ganador de las carreras de 1000 y 1500 metros, es la tercera persona rusa que gana la general, tras Borodulina (2005) y Victor An (2014). Al ruso solo le faltó una medalla individual, la de 3000 metros, prueba que tuvo el primer doblete francés de la historia con el título de Vincent Jeanne y el subcampeonato de Sébastien Lepape, además de la primera medalla masculina de Polonia en cualquier distancia con el bronce de Bartosz Konopko.

El título de Christie, segundo consecutivo, fue con mayor ventaja debido a su triple triunfo en 500, 1000 y 1500 metros, algo que no conseguía una mujer desde Evgenia Radanova en 2006.

  • Triatlón. Europeo de invierno

Este deporte olímpico también tiene su modalidad invernal, que combina carrera a pie, bicicleta y tramo de esquí en sustitución de la natación. En categoría femenina, la rusa Olga Parfinenko revalidó su título y en la masculina, su compatriota Pavel Andreev logró su tercer entorchado seguido encabezando, como en 2013 y 2015 (en 2014 no se celebró), un triplete ruso. Andreev es el tercer tricampeón europeo consecutivo en este deporte, tras Paolo Riva (cuatro seguidos entre 1998 y 2001) y la alemana Sigrid Lang (2004-2006).

  • Atletismo. IAAF Cross Country Permit

La quinta de las ocho carreras de cross del circuito mundial se disputó en Elgóibar con las victorias del bareiní nacido etíope Aweke Ayalew y de la keniana Irena Cheptai. El triunfo de Cheptai es el cuarto seguido de las kenianas en la competición. Igualan la mejor marca del país establecida en 2002 y repetida en 2012.

  • Automovilismo. Mundial de rallyes

Sébastien Ogier y su Volkswagen empezaron en el Rally de Montecarlo la nueva temporada con victoria, como hizo también en los dos años anteriores en los que defendía título. Ogier añadió a la victoria final el triunfo en el power stage, el tramo especial que da tres puntos al vencedor de cara a la clasificación final. Desde la introducción de este tramo, en 2012, solo Sébastien Loeb en esa misma temporada había empezado el año ganando carrera y power stage.

  • Rugby. Copa de Europa

Acabó la fase de grupos de la Champions de rugby con una emocionante jornada especialmente en el grupo 2, donde todos los equipos acabaron separados por un punto y el líder al inicio de la jornada, ASM Clermont, que jugaba en casa, terminó colista.

Se clasificaron cinco equipos ingleses y tres franceses, por lo que, por primera vez desde 1998, no habrá ningún club irlandés entre los ocho mejores de Europa. El desastre de la isla queda reflejado en el último partido de Leinster, perdido por 51-10 en campo de los Wasps. Es la peor derrota europea de toda su historia.

Los mejores de la primera fase fueron los Saracens, que no solo hicieron pleno de triunfos (nadie lo hacía desde Ulster hace un par de temporadas), sino que, gracias a los puntos bonus, se fueron hasta los 28 puntos. Igualaron la marca de los Harlequins y Clermont hace tres años (también 28 puntos).

El otro dato digno de mención es que Exeter Chiefs ganó su grupo con tres victorias (todos sus partidos de local) y tres derrotas (todos sus partidos jugados fuera). Exeter es el segundo campeón de grupo pese a perder la mitad de sus partidos, tras Swansea en la primera edición, pero es que entonces los grupos eran de tres equipos y solo dos partidos y Swansea lo lideró con un triunfo (ante Castres) y una derrota (ante Munster).

  • Esquí alpino. Copa del Mundo

Nueva muesca en la lista de récords de la estadounidense Lindsey Vonn. Con su triunfo en el descenso de la estación italiana de Cortina d’Ampezzo, Vonn suma 37 en esta modalidad y bate el récord que hasta ahora compartía con la austriaca Annemarie Pröll.

  • Esquí alpino

El californiano Bill Johson falleció a los 55 años. Johnson se subió muy poco al podio, pero siempre a lo más alto. Ganó tres pruebas de Copa del Mundo y el oro olímpico en Sarajevo 1984, todo ello en descenso. Con ese título se convirtió en el primer hombre no europeo campeón olímpico en cualquier modalidad de esquí alpino.

* David Fernández es estadístico.





orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2024 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: De lunes a viernes de 09.00h a 18.00h