Perarnau Magazine

"Lo que equilibra a un equipo es la pelota. Pierde muchas y serás un equipo desequilibrado". Johan Cruyff


Miradas / Historias

Snowboard, saltos y esquí de fondo en el cine. Espacios abiertos y libertad

por el 1 enero, 2014 • 7:41

La celebración de los Juegos Olímpicos de Invierno el próximo mes de febrero en la ciudad rusa de Sochi nos brinda una excelente oportunidad para iniciar una serie de artículos sobre la relación entre el cine y los deportes de invierno, en los que iremos desgranando por especialidades las películas que consideramos más interesantes, divididas en grandes bloques como son la nieve y el hielo.

El artículo con el que iniciamos la serie va a versar sobre la nieve con el snowboard, el esquí de fondo y los saltos como protagonistas, dejando el esquí alpino para una segunda entrega.

El esquí de fondo, sorprendentemente, no tiene apenas películas, aunque hemos podido encontrar un espeluznante documental finlandés sobre el escándalo de dopaje de sus fondistas que pone los pelos de punta. Los saltos tampoco son muy tratados, pero las dos películas seleccionadas son bastante representativas de la especialidad.

El plato fuerte del artículo lo constituye el snowboard, que empezó su carrera imparable a mediados de la década de la ochenta hasta ser admitido en el programa olímpico en Nagano’98.

La relación del cine con el snowboard ha sido extensa, aunque principalmente a base de  multitud de documentales espectaculares de descensos por laderas vírgenes pagados por patrocinadores que se emiten en bucles infinitos en los bares de las estaciones de esquí, de los que hemos seleccionado los dos que han sido estrenados en cines y que sin duda atesoran la mayor calidad.

En cambio, las películas trataban casi exclusivamente de las luchas entre esquiadores y snowboarders, siendo los primeros los ricachones, pijos y estirados, mientras que los segundos eran jóvenes inconformistas, iconoclastas y enrollados. En este capítulo, lógicamente, ganan los segundos.

La tendencia ha cambiado últimamente y en los últimos años las películas se decantan por la espectacularidad de los saltos y pruebas en snowparks, como el slope, el half pipe o el big air, con el joven rebelde que encuentra el camino de la victoria guiado por un excéntrico mentor.

A continuación, les invitamos a ver nuestra selección que esperamos que sea de su agrado, con las diez películas de snowboard, ordenadas de peor a mejor.

Esquí de fondo
  • Sinivalkoinen Valhe (When Heroes Lie / Cuando los héroes mienten, 2012)

when heroes lie

Estremecedor documental que pone al descubierto todos los entresijos del escándalo del dopaje sanguíneo del equipo finlandés de esquí de fondo en el mundial de la especialidad celebrado en Lahti (Finlandia) en 2001.

La película es una investigación periodística sobre la trama de dopaje sanguíneo del equipo finlandés que implicó a sus seis mejores esquiadores, entre ellos el mito Harry Kirvesniemi, seis veces bronce olímpico. Los seis dieron positivo en el curso del mundial, un precedente de lo que sucedió a varios esquiadores, entre ellos Johann Muehlegg, en los JJ. OO. de Salt Lake City en 2002, y se convirtió en un escándalo que conmocionó a Finlandia, donde el esquí de fondo es una religión.

El documental escarba y saca a la luz la trama que miembros de la federación, médicos y esquiadores del equipo nacional finlandés habían urdido para hacer trampas de forma sistemática y sin ser detectados, hasta que un chivatazo anónimo dio las pistas necesarias para detectarlo. Se entrevista a todos los implicados y es un magnífico trabajo de investigación.

Recomendable para conocer el dopaje por dentro y también para los jueces e investigadores de la Operación Puerto.

Saltos de esquí
  • Matti (Matti: Hell is for heroes, 2006)

Captura de pantalla 2013-12-29 a la(s) 20.56.58

Biografía sobre el finlandés Matti Nykänen, el saltador de esquí más laureado de la historia.

A Matti Nykänen le sobraba talento, pero le faltaba fundamento. Con este titular podemos resumir esta larga película sobre el saltador finlandés, dominador de su especialidad desde 1981 hasta 1989, que se centra exclusivamente en su vida fuera del esquí, donde fue un verdadero desastre, pasando de puntillas por sus éxitos deportivos. Quien quiera ver saltos y récords deberá conformarse con la Wikipedia, ya que este filme indaga fundamentalmente en su desastrosa vida social y afectiva.

Y lo cierto es que el relato es tan desgarrador como desagradable, ya que una de las grandes miserias del ser humano es desaprovechar su talento. Con todo, consideramos que debería haber un cierto equilibrio entre el deporte y la vida –el filme está claramente inclinado hacia el segundo apartado– que habría repercutido favorablemente en el interés.  

Recomendable para los seguidores de Matti y las biografías de deportistas famosos.

  • Take off (2009)

Take-Off

Cinco perdedores deciden unirse para formar el equipo nacional surcoreano de saltos de esquí y de esta manera poder ayudar a la candidatura coreana para los Juegos de Invierno, en una disciplina sin tradición ni instalaciones en Corea del Sur.

Basada más o menos en hechos reales, esta comedia entretenida pero demasiado larga nos muestra todos los pasos, desde la captación de los deportistas hasta su participación en los JJ. OO. de Nagano’98.

Los cinco seleccionados son unos verdaderos perdedores con múltiples problemas personales y rechazados por la sociedad, pero la perspectiva de librarse del servicio militar y de ganar algo de dinero les hace aceptar la propuesta para embarcarse en esta aventura. La parte más divertida es la primera hora, cuando vemos los métodos rupestres de entrenamiento en los toboganes de un parque acuático o en el techo de una furgoneta, a falta de una torre decente de saltos.

Las competiciones de saltos están muy bien resueltas, mezclando infografías e imágenes reales con un montaje final verdaderamente espectacular.

Recomendable para los que el 1 de enero no se pierden el Torneo de los Cuatro Trampolines y para los amantes de las comedias coreanas.

Snowboard
Slalom
  • Snowboard academy (1996)

184432.1020.A

El hijo pequeño del propietario de una estación de esquí decide iniciar una academia de snowboard con la oposición de su hermano mayor, esquiador, y de su madrastra, que quiere quedarse la estación de esquí.

Infumable película hecha a mayor gloria del caricato americano Jim Varney, un cruce entre Barragán y el hermano feo de los Calatrava, que llega a una estación de esquí para hacer su habitual sarta de gansadas y gañotas.

Para acabar de adobarlo la película se nutre de actores funestos pero famosos, en la fase zombi de su carrera como Brigitte Nielsen o el niño prodigio Carey Haim, formando una mezcla de lo más indigesto.

La parte deportiva tampoco es que sea ninguna maravilla, si exceptuamos la participación del gran especialista John Ross con un salto impresionante, por lo que tenemos las escenas habituales de esquiadores y snowboarders saltando y compitiendo en la nieve más en plan anuncio publicitario que con un guión estructurado. La película ni se estrenó en cines, yendo directamente a las estanterías de vídeo. Y ni eso se merecía.

Recomendable para los fans de Jim Varney (si existe alguno) y snowboarders masoquistas.

Big air
  • Snowboarder (2003)

SNOWBOARDER movie Olias Braco

Un prometedor snowboarder es reclutado por el campeón de la especialidad de big air para formar parte de su equipo, aunque desconoce los planes que tiene preparado para él su maquiavélico nuevo mentor.

El cine francés tiene grandes virtudes, pero también defectos insoportables, y esta película es un compendio de todo lo malo. Es un ejercicio de estilo petulante y autocomplaciente que podríamos compararlo con una película porno, cambiando las escenas sexuales con las de snowboard. Tal es el interés del supuesto guión que enlaza las secuencias de nieve con una trama delirante e inverosímil que haría ruborizarse a cualquier guionista con un poco de vergüenza.

Por lo menos las escenas de snowboard son espectaculares, rodadas en las montañas naturales de los alrededores de Gstaad (Suiza), lo que nos permite ver en abundancia los habituales ochos en nieve virgen, clásicos en los documentales y películas del género. La competición final de big air es espectacular, pero lastrada por el infumable guión.

Recomendable para tesoreros de partido que van a esquiar a Suiza y amantes del big air.

  • Out Cold (Pirados por la nieve, 2001)

out cold

Una venerable y pequeña estación invernal de Alaska, cuna del snowboard en ese estado, va a ser comprada por un millonario que la va a modernizar completamente para convertirla en un resort de lujo ante la oposición de los trabajadores.

Previsible argumento que sirve como excusa para mostrarnos todo tipo de bajadas en snowboard con piruetas arriesgadas y muchos elementos de slope. La trama está cogida con pinzas, ya que un niño de cinco años adivinaría la escena siguiente, pero el nivel deportivo es espectacular y hará las delicias de los practicantes de las tablas de nieve. El tono es de comedia universitaria con muchas bromas tipo eructo, vomitera y pedo, acompañados de rubias despampanantes como mandan los cánones.

Curiosamente, la película nos permite reconocer a muchos actores que ahora son relativamente famosos en sus primeros papeles serios, convirtiéndose en una película de cantera en la que se van a entretener reconociendo a mucho actor de jovenzuelo.

Recomendable para amantes de las comedias bufas de estudiantes americanos.

Bordercross
  • Johnny Tsunami (1999)

johnny tsunami

Un joven surfista hawaiano, nieto de un gran campeón, se traslada con sus padres a un pueblo del estado de Vermont, donde el esquí es el deporte de las escuelas privadas y el snowboard el de las públicas. A pesar de ir a una privada, el chico se decanta por el deporte equivocado.

Película de la factoría Disney que explota de forma descarada la dicotomía del esquí (conservador, prepotente y de ricachones) contra el snowboard (enrollado, moderno y del pueblo llano), con todos los tópicos del género como corresponde a una película Disney dirigida a un público juvenil.

El nivel de snowboard es aceptable, pero inferior al de la mayoría de películas de la lista, con excepción de la esperada carrera final entre el esquiador y el snowboarder, que es algo espectacular, pero sin pasarse.

Recomendable a los snowboarders que odien a los esquiadores y surfistas que quieran cambiar las olas por la nieve.

Half pipe
  • White Air (2007)

white air

Un prometedor snowboarder abandona la competición por problemas familiares y su mal carácter, pero dos años después se replantea su vuelta al half pipe, su especialidad, lo que no le va a resultar nada sencillo.

Película tópica hasta el tuétano, de deportista que deja la competición, trabaja en un garaje y finalmente vuelve a triunfar en su prueba y recuperar a la chica, con la ayuda de un mentor.

Como es habitual en estos casos, lo único salvable son las escenas de half pipe, muy espectaculares y con multitud de saltos y figuras en la única película dedicada a esta especialidad olímpica. La parte dramática es ideal para ver en fast forward, pero en una lista de este deporte no podía faltar.

Recomendable para rebeldes sin causa y los fanáticos del half pipe.

Big air
  • Switch (2007)

switch_ver2

Un adolescente se traslada con su madre desde Oslo a Voss, una pequeña estación de esquí en el oeste de Noruega, donde no es bien recibido por los adolescentes locales. Encuentra en el snowboard su manera de intentar integrarse en el grupo y, por supuesto, llevarse a la chica de turno.

Película noruega dirigida a un público adolescente y realizada de forma muy digna y correcta. La trama no es muy original, con el chico recién llegado que es ninguneado y maltratado por los habituales del pueblo, mientras que se enamora de la chica del jefe del grupo. Para mejorar su nivel de snowboard consigue que un personaje pintoresco sea su mentor en plan Karate Kid.

La película sobresale sobre todo por mostrarnos la especialidad de big air, que aún no es olímpica, a diferencia de su prima hermana con esquís. Los saltos son de gran nivel, con backflips y 1080s (tres giros completos) ejecutados con gran habilidad y maestría, y es una magnífica introducción a esta disciplina tan espectacular con una excelente competición final.

Recomendable para los seguidores y espectadores de big air y saltos con snowboard.

Slope
  • Chalet Girl (2011)

chalet girl

Una joven skateboarder se ve obligada a dejar el deporte por la muerte de su madre y ponerse a trabajar de camarera. Consigue un trabajo de temporada en un chalet austriaco de unos opulentos banqueros británicos y empieza a practicar snowboard, donde comienza a destacar.

Un cruce entre Cenicienta, Downton Abbey y la típica película de nieve primorosamente rodada en escenarios naturales del Tirol austriaco, con conocidos actores británicos y una Brooke Shields en el ocaso de su carrera.

La historia romántica es la habitual en estos casos. En cambio, la calidad de las escenas de snowboard es muy buena, con un acento especial en las competiciones de slope (descenso con obstáculos y saltos), que son de un nivel altísimo, con grandes especialistas compitiendo y mostrándonos esta disciplina que hará su debut olímpico en Sochi 2014 en ambas categorías (masculina y femenina).

Recomendable para los que tengan un chalet en Baqueira Beret y para los amantes del slope.

Free riding
  • First Descent (2005)

first-descent-movie-poster-2006-1020405437

Documental sobre el mundo del snow con testimonios, descensos y competiciones.

Otro documental en la línea de The art of flight, pero sin el aura de aquel. Se rodea de los mejores especialistas del mundo en snowboard y traza un recorrido desde los pioneros, cuyo mérito es indiscutible al abrir un camino por el que ahora todos transitan, hasta el presente y el futuro de la disciplina. Nuevamente los paisajes son de primer orden, con las montañas de Alaska como gran escaparate. Destacamos la presencia de Shaun White, doble oro olímpico en half pipe, y Hannah Teter, medallista de oro y de plata.

Quizá el ritmo no es el mejor o quizá estábamos un tanto empachados de tanto salto, pero lo cierto es que no penetramos de forma profunda en su visionado. Algo falla en ese sentido, aunque los fans se lo pasarán en grande porque la emoción y la adrenalina están garantizadas. Este deporte, como todos, vive de crear sueños, y este documental los genera.

Muy recomendable para los soñadores y amantes de la libertad.

  • Frozen (2010)

Frozen

Tres amigos van a pasar el día a una estación de esquí y se quedan colgados en un telesilla sin poder salir.

Angustiosa película que traza un auténtico relato por la supervivencia similar al del filme 127 horas de Danny Boyle. Trata sobre tres amigos que apuran hasta última hora en una estación de esquí y se quedan parados en el telesilla, ya que los responsables de la estación piensan que no queda nadie por recoger. A partir de esta premisa, los tres protagonistas comienzan a desesperarse mientras las bajas temperaturas y el miedo a morir van haciendo mella.

Apenas se registran imágenes de esquiadores o aficionados al snow, aunque hay un buen puñado de paisajes de primera categoría que harán las delicias de los aficionados. Con todo, les advertimos que el filme exige un corazón de granito porque el sufrimiento se apodera del espectador y no lo suelta durante los noventa minutos del metraje. No la vean con menores de edad y, sobre todo, no la visionen la víspera de acudir a esquiar. Están avisados.

Recomendable para los amantes del suspense y las historias originales.

  • The art of flight (2011)

The-Art-of-Flight-Travis

Documental que registra las hazañas deportivas del snowboarder Travis Rice y sus amigos.

Impresionante documental, espectacular con mayúsculas, que patrocina Red Bull, experto en hacer los sueños realidad. Sigue las andanzas de Travis Rice y sus colegas a lo largo y ancho de las montañas del mundo (Alaska, Canadá, Chile, Patagonia), con una serie de descensos vertiginosos que ponen los pelos de punta. Rice y sus amigos son poetas de lo imposible al trazar unas líneas maestras por corredores llenos de nieve, hielo y roca.

Se alternan muchas imágenes de descensos con paisajes fastuosos y confesiones de los propios protagonistas, contándonos lo que para ellos significa el snow. Solo hay un momento torpe cuando se dedican a romper ramas de los árboles con sus saltos, pero apenas dura cinco minutos y se olvida con celeridad. Destaca también la música sugerente y emotiva, que nos transporta con clase a un universo de vértigo y adrenalina.  

Imprescindible para los amantes del snow, muy recomendable para los seguidores de los deportes de invierno y recomendable para todos los demás.

Esta primera parte dedicada a los deportes de invierno nos ha permitido adentrarnos en un universo especial donde los sueños se imponen al riesgo. Hemos explorado a través de una plataforma divertida con la nieve como principal protagonista. Un lenguaje común por el que transitan todo tipo de herramientas y personajes con el objetivo de sentir la libertad. Y pocos deportes, hágannos caso, muy pocos deportes consiguen esa sensación de forma tan rotunda. 

* Mikel Madinabeitia (periodista) y Lorenzo Mejino (experto en comunicación).




orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2024 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: De lunes a viernes de 09.00h a 18.00h