Perarnau Magazine

"En la sociedad de la prisa, el que camina despacio camina solo". Josep Cunill


Deportes / Mundial 2014

Un partido con Ricky y otro sin él

por el 31 agosto, 2014 • 22:57

JP_L1156

1.- La primera acción de Ricky Rubio en el partido fue un triple forzado, con la mano del defensor encima, que apenas tocó aro. En esa misma jugada, visiblemente frustrado, intentó remediar su error robando el balón y acabó cometiendo falta. En el siguiente ataque, leyó mal el contraataque y le dio un balón a Pau Gasol en carrera que el pívot no pudo controlar, cometiendo pasos. Ese fue su último error en el encuentro: a partir de entonces, el control fue suyo y el equipo atacó como él quiso, en estático y sobre todo en transición. De acuerdo, enfrente no había rival y Ricky volvió a acabar con 1/4 en tiros, pero el +44 en su balance en cancha jugando solo 19 minutos es bastante elocuente.

2.- Con Rubio en pista hubo un partido en el que España fue arrolladoramente superior, hasta el punto de que Egipto parecía un equipo ridículo. Cuando él se sentaba, sin embargo, las cosas no iban tan bien. Calderón cometió tres faltas casi seguidas en el segundo cuarto y pilló un cabreo importante; Sergio, la verdad, parecía un poco aburrido, ausente, uno de esos partidos complicados de jugar cuando además sabes que todo el mundo espera una genialidad cada vez que tocas la pelota. El experimento de los dos bases en cancha con Llull de alero funcionó horriblemente mal, como se lleva viendo en las últimas tres semanas. Orenga tendrá sus razones y probablemente tenga en la cabeza esa caja más uno de Scariolo en la final de Londres con Llull parando… ¡a Kevin Durant!, pero el empeño de momento no parece dar resultados.

3.- El problema de desnaturalizar la posición de escolta y la de alero es que hay un escolta y un alero en la convocatoria que necesitan confianza en sus puestos: Álex Abrines y Víctor Claver. El partido contra Egipto era ideal para que los dos se dieran una buena dosis de autoestima, pero juntos apenas jugaron 19 minutos, para un total de 15 puntos, que no está nada mal. Claver, como es habitual, nos dejó lo peor y lo mejor: su primer triple, solo desde una esquina, no tocó ni el aro. Su segundo tiro, a la media vuelta desde seis metros, entró limpio. De Abrines, poco que añadir a lo que decíamos ayer: un jugador que marca diferencias y cuyo futuro está más cerca de lo que pensamos.

4.- He esperado bastante a hablar de Ibaka, ahora que lo pienso. Supongo que el juego interior lo doy por hecho y lo que realmente me preocupa es el exterior y sus combinaciones. Teniendo en cuenta cómo están Navarro y Rudy, quizá debería preocuparme menos… pero, en fin, Ibaka: ¡qué jugador! Durante un par de temporadas, reconozcámoslo, la duda entre el congoleño y Nikola Mirotic pasó por todas nuestras cabezas, pero ahora mismo, aunque Mirotic sigue siendo una estrella, lo de Ibaka sobrepasa cualquier expectativa. Su impacto en el partido fue más allá de los números, y eso que le tocó jugar muchas veces en el quinteto de los tres bajitos, saliendo a tirar porque nadie le daba la bola dentro: 18 puntos y 8 rebotes en 21 minutos.

5.- El partidazo de Ibaka, se supone que aún con molestias, compensa el bajón de los hermanos Gasol, que se tomaron el encuentro ante Egipto a un ritmo más moderado. A mí me parece bien. Contra Irán tenían que dar un paso adelante y lo dieron, contra Egipto lo mejor que podían hacer era no lesionarse y no cansarse y lo hicieron también, así que todo perfecto. Pau se fue enfadado al banquillo. Los comentaristas de Cuatro especularon mucho, pero yo creo que simplemente estaba cabreado por fallar una bandeja fácil. La concentración de Pau se mide fácilmente: fíjense en cómo tiró los dos primeros tiros libres del partido de hoy. Cuando importe, no los tirará así.

6.- Vuelvo a lo de los tres pequeños porque me tiene obsesionado. El inicio del segundo cuarto fue terrible: en tres minutos y medio, España anotó dos puntos y en seis minutos, tres canastas: una de Ibaka a seis metros del aro, otra del pívot de Oklahoma tras rebote ofensivo y un contraataque. Luego salió Rubio y la cosa, como siempre, mejoró. Lo del último cuarto fue aún peor: siete puntos en seis minutos y un parcial de 7-14 en ese tiempo. Desde entonces, de nuevo con Rubio en cancha, 20-3, incluyendo un par de alley oops de calidad, uno de ellos rematado por Claver en muestra de lo que podría ser este jugador.

7.- Lo he dicho de pasada, pero qué gran partido de Rudy Fernández y, en menor medida, de Juan Carlos Navarro. En menor medida, básicamente, porque estos dos primeros partidos toca descansar las fascias. Los once años de Rudy con este equipo merecerían un análisis: desde 2009 se ha tenido que acostumbrar a la posición de alero y no hay verano que no cumpla. Lo vimos en el Joventut, lo vemos en el Real Madrid y nadie se explica por qué no apareció en la NBA este jugador total, capaz de robar, machacar, tirar de tres y defender como un animal.

8.- En cualquier caso, esto sirve de poco porque mañana llega el rival fuerte del grupo: Brasil y, sobre todo, Marcelinho Huertas. El último precedente nos remite a aquel extraño partido de Londres 2012 en el que los brasileños consiguieron reservar a Nené, ceder diez puntos de ventaja a su rival en el último cuarto, afrontar dicho cuarto con Raulzinho Neto, Caio Torres y Guilherme Giovannoni… y aun así, acabar ganando. Será un partido importante, pero no decisivo. Seamos honestos: la división de cuadros es un chollo para la organización porque mantiene dos focos activos pero apaga la competitividad. Ser primero de grupo ya no importa tanto y los cruces no se complican. Lo importante será ver cómo compiten los pívots ante hombres altos de su tamaño, y sobre todo ver cómo se reparte la defensa a Huertas: ¿atacándole con Sergio, persiguiéndole con Ricky? Desde que empezó la preparación ningún rival ha superado los 70 puntos, veremos si sigue la racha.

y 9.- Salvemos al soldado Calderón. Él sabe que no está bien, y el equipo lo nota. También tiene que saber que le estamos esperando y que un hombre de su calidad volverá. Tarde o temprano. Tener prisa es comprensible, pero a estas alturas no es necesario.

ESPAÑA 91 (26+16+22+27) Ibaka (18), Rudy Fernández (14), P. Gasol (12), Abrines (9), M. Gasol (8), Navarro (7), Claver (6), Rubio (6), Llull (5), Rodríguez (4), Reyes (2)
EGIPTO 54 (10+14+13´+17) Elgammal (16), Kamal (8), Genedy (8), Shousha (6), Elmekawi (6), Gendy (6), Badr (4)

* Guillermo Ortiz es filósofo y escritor.


– Foto: FEB



Para acceder a la Revista basta con hacerse socio del Club Perarnau aquí. 
orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2020 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: De lunes a viernes de 09.00h a 18.00h