Perarnau Magazine

"La simplicidad es la máxima sofisticación". Steve Jobs


Santoral / Historias

Branko Zebec: el multiusos plavi

por el 6 enero, 2014 • 17:56

Es uno de los jugadores más versátiles que ha dado la historia del fútbol. Salvo la portería, ocupó cualquier demarcación en el terreno de juego y siempre cumplió con nota. Considerado uno de los mejores futbolistas yugoslavos de todos los tiempos, también triunfó en los banquillos durante casi dos décadas. Nacido el 17 de mayo de 1929 en Zagreb (Croacia), su posición ideal era la de carrilero zurdo, aunque jugó como líbero, defensa central, medio defensivo, extremo o delantero. Jugador ágil, resistente, fibroso y con una gran velocidad de reacción. Muy inteligente, leía a la perfección el juego y era un líder sobre el césped.

Estrella Roja (1960)

Estrella Roja (1960)

Comenzó a jugar al fútbol cuando era un crío en su localidad natal, pasando por varios equipos como el Gradanski Zagreg, Postar o Lokomotiv, hasta que con 19 años se enroló en las filas del NK Milicioner, el club oficial de la policía. Militó durante tres campañas y en 1951 firmó por el Partizan de Belgrado, que llevaba un tiempo siguiéndole la pista. Su calidad y su carácter le hicieron un hueco en las alineaciones y en su primera temporada estrenó el palmarés con una copa. Dejaron en el camino a Radnicki Kragujevac en dieciseisavos, Lovcen en octavos, Hajduk Split en cuartos de final y Radnicki Nis en semifinales para disputar la final ante el Estrella Roja celebrada en el estadio JNA de Belgrado. Pasaron por encima de su rival, al que endosaron un 6-0 con dos tantos de Zebec. Aquel histórico once estuvo compuesto por Slavko Stojanovic, Bruno Belin, Ratko Colic, Zlatko Cajkovski, Stefanovic, Miodrag Jovanovic, Marko Valok, Todor Veselinovic, Stjepan Bobek, Aleksandar Atanackovic y Branko Zebec. En la liga los resultados no fueron los esperados, y al sexto lugar de 1952 hay que sumar el tercero en 1953 y el subcampeonato de 1954. En este curso repitieron título copero de nuevo tras superar en la final al Estrella Roja por 4-1.

Hubo un baile de entrenadores cada año con nombres como Illés Spitz, Aleksandar Tomasevic, Kiril Simonovski o Florijan Matekalo, pero ninguno consiguió dar con la tecla correcta para triunfar en el torneo de la regularidad. Mientras tanto, en 1957 llegó la tercera copa de Zebec en una edición en la que se deshicieron del Estrella Roja en cuartos por un parcial de 4-2 y del Sibenik en semifinales tras un sonrojante 7-0. En una de las mejores finales que ha tenido lugar en la copa de Yugoslavia, vencieron por 5-3 al Radnicki Belgrado y alzaron el trofeo. La trayectoria de Zebec en el Partizan finalizó en 1959, en una temporada en la que el Estrella Roja les arrebató los dos títulos principales: la liga, después de obtener los mismos puntos que los blanquinegros pero con un mejor goal average, y la copa, al vencerles por 3-1. Dejó el cuadro de La Apisonadora con un bagaje de 128 encuentros y 37 goles. Fichó por el eterno rival, el Estrella Roja, algo que no sentó nada bien a los aficionados de su antiguo club. En la escuadra rojiblanca coincidió con compañeros de selección como Vlado Beara, Ljubisa Spajic, Dragoslav Sekularac, Novak Tomic o Vladimir Popovic, y en el curso 1959-1960 logró su única liga yugoslava. En una dura pugna con el Dinamo de Zagreb, se impusieron por un punto y con ello ganaron el pasaporte para la Copa de Europa del año siguiente.

En el torneo continental fueron apeados en la primera eliminatoria por el Ujpest Dozsa y en la copa cayeron sorprendentemente en octavos frente al Vardar. Sus ilusiones quedaron para la liga, pero el Partizan les superó por un punto y la temporada resultó un fiasco. Al terminar la misma Zebec decidió dar un giro a su vida deportiva y se marchó a Alemania (ya tenía la edad suficiente para abandonar su país) para jugar en el Alemannia Aachen. En la entidad de Aquisgrán, que en aquel instante luchaba por subir a la máxima categoría, estuvo un total de cuatro temporadas. La mejor en su estancia allí fue la de 1963-1964, cuando se proclamaron campeones de la Liga regional de Oeste por delante del Wuppertal SV, pero en la liguilla final para dilucidar los ascensos a la Bundesliga ocuparon el tercer puesto del Grupo 2, siendo superados por KSV Hessen Kassel y Hannover 96. En el curso siguiente el gran papel lo realizaron en la DFB Pokal, donde tras eliminar a VfL Osnabruck, Rot-Weiss Oberhausen, Hannover 96 y Schalke 04 se plantaron en la final ante el Borussia Dortmund, que les derrotó por 2-0 en un duelo celebrado en el Niedersachsenstadion de Hannover. Esta fue la última temporada como profesional de Zebec, que en 1965, a los 36 años de edad recién cumplidos, puso punto final a su carrera.

brankozebec

Con la selección yugoslava fue internacional en 65 ocasiones y marcó 17 goles. Debutó el 24 de junio de 1951 en un amistoso frente a Suiza, a la que apabullaron por 7-3 con dos goles suyos. Un año más tarde asistió a los Juegos Olímpicos de Helsinki, en los que obtuvieron una medalla de plata. Fijo en los esquemas del triunvirato Arsenijevic-Tirnanic-Lemesic, jugó todos los encuentros y fue el mejor artillero junto con su compañero Rajko Mitic con siete goles. En la primera fase ganaron por 1-10 a la India y marcó goles dianas; y empataron a cinco contra la URSS  con un doblete suyo (el desempate frente a los soviéticos lo ganaron por 1-3). Ganaron a Dinamarca por 3-5 (marcó el quinto) en cuartos de final y a Alemania por 1-3 en semifinales. En la final perdieron frente a la Hungría de Puskas, Bozsik o Kocsis por 2-0. En 1954 disputó su primer mundial, en tierras suizas, donde Yugoslavia quedó emparejada en la liguilla con Brasil, Francia y México. Ganaron por la mínima a los ranceses y empataron a uno con Brasil, inaugurando Zebec el marcador. Finalizaron segundos y se enfrentaron en cuartos de final a Alemania, que les apeó del torneo tras un 2-0. Cuatro años después siguió contando con la confianza del seleccionador Aleksandar Tirnanic, que ya dirigía en solitario al equipo nacional, y acudió al Mundial de Suecia 1958.

Los brasileños de Europa, capitaneados por Zebec, empataron con Escocia (1-1) y Paraguay (3-3) y vencieron a Francia por 3-2 para lograr el segundo puesto del grupo. En cuartos se repitió la historia del torneo anterior y Alemania volvió a dejarles fuera después de ganarles por 1-0. El último torneo de importancia en el que estuvo presente Zebec fue en la Eurocopa de 1960. Llegaron a la fase final celebrada en Francia tras dejar en el camino a Bulgaria (global 3-1) y Portugal (3-6). En semifinales, en un partido para recordar, eliminaron a la anfitriona Francia por 4-5 y pasaron a la final de la primera edición del campeonato. Se vieron las caras con la URSS de Yashin, Netto, Metreveli o Ivanov, que se impuso en la prórroga por 2-1. Zebec se despidió del combinado yugoslavo poco después, en 1961, en un encuentro valedero para el Mundial de Chile de 1962 en el que doblegaron a Polonia por 2-1.

El 21 de octubre de 1953 formó parte de la Selección FIFA que jugó contra Inglaterra para conmemorar los 90 años de la federación inglesa. El duelo finalizó 4-4 y en el conjunto de estrellas mundiales, además de Zebec, figuraron Walter Zeman (46′ Vlado Beara), Joaquín Navarro, Gerhard Hannappi, Josef Posipal, Zlatko Cajkowski, Ernst Ocwirk, Ladislao Kubala, Gunnar Nordahl, Giampiero Boniperti y Bernard Vukas.

Su trayectoria en los banquillos se inició pocos meses después de colgar las botas, al firmar como técnico del Dinamo de Zagreb en 1965. Allí hizo pareja con su compatriota Ivica Horvat en las dos campañas que permanecieron en la entidad azulona. Su mayor éxito tuvo lugar en 1967, cuando el Dinamo levantó la Copa de Ferias. Derrotaron en la final al Leeds United por un parcial de 2-0, cuando previamente habían eliminado al Dunfermline escocés, al Dinamo Pitesti rumano, a la Juventus italiana, y el Eintracht Frankfurt alemán, tras remontar un 3-0 en la ida (4-0 en la vuelta). En 1968 tomó el camino en solitario y empezó a dirigir al Bayern Múnich. Sustituyó a su compatriota Zlatko Cajkovski, que venía de hacer un gran papel, y aunque el estilo de Zebec era menos ofensivo, los éxitos llegaron rápidamente. Aupó a los bávaros a conseguir la primera Bundesliga de su historia, que además vino acompañada de un doblete con la consecución de la DFB Pokal. En la competición doméstica superaron al Alemannia Aachen por ocho puntos de diferencia y en la DFB-Pokal ganaron por 2-1 al Schalke 04. En aquel plantel ya estaban varios de los jugadores que asombraron a Europa poco después: Sepp Maier, Georg Schwarzenbeck, Franz Beckenbauer, Franz Roth o Gerd Müller. El curso 1969-1970 lo iniciaron con mucha ilusión por su participación en la Copa de Europa, pero una derrota en la primera ronda ante el AS Saint-Étienne dejó muy tocado a Zebec. Ya había avisado de que no iba a renovar, y tras una racha de malos resultados y un ambiente enrarecido con la plantilla fue destituido en marzo de 1970. A continuación entrenó al VFB Stuttgart, con un discreto papel en dos campañas, y en 1973 se sentó en el banquillo del Hajduk Split formando dúo con Tomislav Ivic. En el cuadro croata obtuvo la copa yugoslava al ganar por un parcial de 3-1 al Estrella Roja, y el equipo hizo un brillante papel en la Recopa de Europa de dicho año al llegar a semifinales, donde cayeron frente al Leeds. Regresó a Alemania en 1974 para tomar las riendas del Eintracht Braunschweig. Convirtió al modesto equipo de los leones en un conocido matagigantes del fútbol alemán y le situó quinto en la tabla en 1976 y tercero en 1977, con derecho a participar en la Copa de la UEFA, donde fue eliminados por el Español de Barcelona (en la segunda fase de 1977) y el PSV (en la tercera de 1978).

Este fue su último año en el equipo de la Baja Sajonia, al que salvó del descenso, previo paso a marcharse al Hamburgo. Su llegada, junto con la del delantero tanque Horst Hrubesch, dio un impulso al plantel, que se convirtió en campeón de la Bundesliga en 1979 después de dominar todo el campeonato. Zebec tuvo varias disputas con importantes futbolistas como Manfred Kaltz o Kevin Keegan, pero aun así en 1980 se quedaron a las puertas de una histórica campaña con los subcampeonatos cosechados en la liga y en la Copa de Europa. En la competición liguera solo el Bayern Múnich pudo con ellos, y en el prestigioso torneo continental, después de dejar en el camino al Dinamo Tblisi, Hajduk Split o Real Madrid, el Nottingham Forest les venció por la mínima en el estadio Santiago Bernabéu. Abandonó el Hamburgo en 1981 con destino el Borussia Dortmund, al que llevó a su mejor clasificación en doce años con un sexto puesto en la liga. Sin embargo, sus problemas con el alcohol ya eran evidentes y solo permaneció un curso. Fichó por el Eintracht Frankfurt en 1982 y acabó con un décimo lugar en la liga, pero a comienzos de la siguiente campaña, en octubre de 1983, fue despedido. Volvió al Dinamo de Zagreb en 1984, pero sus coqueteos con la bebida anticiparon su jubilación, que se produjo unos meses más tarde, a los 56 años.
 
Falleció por una enfermedad derivada del consumo de alcohol el 26 de septiembre de 1988 en Zagreb, a los 59 años.

* Alberto Cosín.



Para acceder a la Revista basta con hacerse socio del Club Perarnau aquí. 
orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2019 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: De lunes a viernes de 09.00h a 18.00h