Perarnau Magazine

"La clave del éxito no es jugar como un gran equipo, sino jugar como si el equipo fuera una familia". Stephen Curry


Santoral / Historias

Doctor Khumalo: el multiválvulas de Soweto

por el 9 agosto, 2015 • 10:17

La etapa dorada de Sudáfrica tuvo lugar en la segunda mitad de la década de los 90. Los Bafana Bafana conquistaron la Copa de África en 1996, participaron en la Copa Confederaciones del año siguiente y se clasificaron por primera vez para un Mundial, en Francia 1998. Únicamente Fish, Nyathi, Radebe, Mkhalele, Moshoeu y Masinga, además de Theophilus Khumalo, estuvieron presentes en las tres citas. Nacido el 26 de junio de 1967 en Soweto (Sudáfrica), Khumalo se desempeñaba como centrocampista. Futbolista fino, técnico y de mucha clase, tenía una fantástica capacidad para distribuir la pelota y una excelente visión de juego. Se le conoció con el apelativo de 16 válvulas por su estilo de juego fluido y delicado, en comparación al Toyota Corolla de 16v de la época.

khumalo

Comenzó su carrera en los juveniles del Kaizer Chiefs, siempre apoyado por su padre, un antiguo jugador de la década de los 70. Su progresión fue meteórica y con apenas 17 años llegó al primer equipo, debutando en un partido ante el Orlando Pirates.

El cuadro Amakhosi vivió un período esplendoroso de la mano de Khumalo, Fani Madida, Shane McGregor y Marks Maponyane a finales de los 80 y principios de los 90, cuando reinó en el panorama futbolístico de Sudáfrica. Conquistó tres ligas (NSL), en 1989, 1991 y 1992, dos trofeos de la Copa JPS en 1988 y 1989, un título de la Copa Ohlsonns ante Jomo Cosmos en 1989 y dos entorchados de la Castle Challenge de forma consecutiva en 1990 y 1991.

Más tarde, Khumalo decidió emprender un par de aventuras fuera del continente africano y se marchó a jugar primero a Sudamérica y luego a Norteamérica. En 1995 fichó por Ferro Carril Oeste, donde apenas jugó cuatro partidos y marcó un tanto en su debut ante Independiente. Unos meses después se fue a jugar al Columbus Crew de la MLS. En el equipo de Ohio tuvo más regularidad: jugó 25 partidos y marcó 3 goles.

En 1997 dio por terminada su relación con el Columbus Crew y regresó a su tierra y al club de sus amores para disfrutar de sus últimos años de carrera. En esta segunda etapa permaneció cuatro años en los que Kaizer Chiefs alcanzó diferentes triunfos, como los logrados en 1998 con la Telkom Knockout, la Nedbank Cup en el 2000 o sobre todo la Recopa africana en 2001. Khumalo ya no era un fijo del once, pero tuvo sus minutos en el partido de vuelta de la final, donde Kaizer Chiefs se impuso por 1-0 al Inter Luanda angoleño y levantó el trofeo en el estadio Ellis Park.

Poco tiempo después, ya con 34 años, decidió poner punto final a su trayectoria deportiva. Su último encuentro de los casi 400 en que vistió la camiseta Amakhosi fue contra el Orlando Pirates en un enfrentamiento conocido como el derbi de Soweto.

Con los Bafana Bafana fue internacional en 50 ocasiones y marcó 9 goles. Debutó en 1992, en el primer choque de Sudáfrica tras tres décadas sin disputar partidos. Fue un amistoso frente a Camerún en Durban que finalizó con victoria por la mínima de los locales gracias a una pena máxima ejecutada por Khumalo.

Un par de meses más tarde, Sudáfrica inició la fase de clasificación para el torneo continental de 1994. Khumalo también jugó en esa época dos choques de clasificación para el Mundial de Estados Unidos, pero Nigeria les apartó de la cita mundialista. En lo que respecta a la Copa de África, la competición de Túnez 1994 les quedó algo lejos y no lograron el pase. Finalizaron terceros en una liguilla con Zambia, Zimbabue e Islas Mauricio en la que solo sumaron cuatro puntos.

El gran objetivo era preparar un equipo competitivo para 1996, año en que Sudáfrica sería sede de la Copa de África. A los Dr. Khumalo, Fish, Masinga o Moshoeu, que ya deslumbraban en el equipo nacional, se les unieron hombres como Bartlett, Arendse o Buthelezi. Concertaron amistosos con numerosas selecciones y el nivel del conjunto mejoró. Sudáfrica consiguió victorias importantes ante Ghana en 1994 (con un gol de Khumalo) y Egipto en 1995 y empates de tronío como contra Argentina en el Ellis Park con otra diana del centrocampista de Soweto o ante Alemania en el Soccer City.

Selección sudafricana (1996)

Selección sudafricana (1996)

Los Springboks, el equipo de rugby de Sudáfrica, asombraron al planeta conquistando la Copa del Mundo en casa en 1995 y los Bafana Bafana se conjuraron para copiar ese éxito en la Copa de África de 1996. Y lo lograron. Khumalo entró en la lista del técnico Clive Barker y fue una de las bases para el triunfo junto a otros futbolistas de gran nivel como Williams, Moshoeu o Radebe.

El sorteo les deparó como rivales en la primera fase con Angola, Camerún y Egipto. El debut fue inmejorable y derrotaron a Camerún por 3-0. En la segunda jornada vencieron por la mínima a los angoleños y en el choque frente a Egipto, con Khumalo, Buthelezi o Bartlett en el banquillo, cayeron por 0-1.

En cuartos esperaba Argelia con Moussa Saib o Dziri en su plantel. Doctor Khumalo volvió a la titularidad y Sudáfrica ganó con sufrimiento gracias a un tanto de Moshoeu en los minutos finales. Restaba un paso hacia la final y el contrincante era Ghana. En un FNB Stadium de Johannesburgo repleto, los Bafana Bafana realizaron uno de los mejores partidos del torneo y apabullaron a los ghaneses por 3-0. La gran final, cuatro días más tarde, un 3 de febrero de 1996, les enfrentó a un conjunto tunecino que contaba con Ben Slimane, Sellimi y Ghodhbane como hombres más peligrosos. El duelo estuvo igualado en la primera mitad, pero dos tantos de Williams fabricados por Khumalo dieron el triunfo a Sudáfrica, que por primera vez se coronaba mejor equipo del continente.

La victoria en casa les dio acceso a la Copa Confederaciones del año siguiente. Poco antes se enfrentaron a Brasil en el Soccer City (resultado de 2-3 con Khumalo batiendo en una ocasión a Dida). Khumalo era uno de los fijos del seleccionador Barker y viajó a Arabia Saudí. Solo tuvo minutos en el empate ante la República Checa y el conjunto sudafricano volvió a casa tras la primera fase.

Por entonces estaban inmersos en la clasificación para el Mundial de Francia’98. Eran campeones de África y querían participar en la primera Copa del Mundo de su historia. Para ello tuvieron que deshacerse de Malawi en la primera ronda y Congo, Zambia y Zaire en el grupo de la segunda fase. Khumalo fue clave con un tanto en la visita a Zaire y después también formó parte del once histórico en el triunfo ante Congo que certificó la presencia sudafricana en tierras francesas.

Fuera de la Copa de África de Burkina Faso a comienzos de 1998, Khumalo sí fue convocado para el Mundial de Francia. Allí fue suplente ante Francia y Dinamarca y solo jugó media hora en el último partido contra Arabia Saudí que acabó con empate a dos. La derrota frente a los anfitriones y otro empate contra los daneses les hizo tomar el avión de vuelta a casa al sumar dos puntos, insuficientes para poder pasar a octavos de final.

Desde ese momento, Khumalo únicamente vistió la camiseta del equipo nacional en cuatro ocasiones más: en tres partidos de carácter amistoso celebrados en 1999 y en uno de la clasificación para la Copa de África del año 2002 contra Malawi.

Posteriormente ha ejercido como entrenador, teniendo su primera experiencia en los Kaizer Chiefs en la temporada 2002-2003 junto a su antiguo compañero Donald Ace Khuse. Luego dirigió a la selección de Sudáfrica sub-17 y en la actualidad de nuevo se encuentra en los Kaizer Chiefs como asistente del inglés Stuart Baxter.

También ha trabajado como presentador y comentarista en televisión y además debutó como actor en una película en el año 2010.

* Alberto Cosín.





orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2022 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: De lunes a viernes de 09.00h a 18.00h