Perarnau Magazine

"Hay que recordar que quienes escriben para los imbéciles siempre tienen un numeroso público de lectores". Arthur Schopenhauer


Ciclismo / Deportes

Guía del Tour de Francia 2013

por el 27 junio, 2013 • 21:34

148772563_a_424721c

La carrera más importante del ciclismo mundial, el Tour de Francia, cumple 100 ediciones. Y lo hará a lo grande, con fuegos artificiales recibiendo a los supervivientes que lleguen a los Campos Elíseos después de tres semanas de esfuerzo partiendo de Córcega y atravesando parte de la geografía francesa, superando entre otros puertos el Alpe D’Huez –en dos ocasiones–, Mont Ventoux, Pailhères, Peyresourde, Glandon o la Madeleine.

La ausencia del último ganador de la prueba, Bradley Wiggins, deja a su compañero y compatriota Chris Froome como máximo favorito y hombre a batir. Sin embargo, serán varios los que intenten impedirlo, entre ellos tres españoles –Alberto Contador, Alejandro Valverde y Joaquim Rodríguez–, además de Cadel Evans, Tejay Van Garderen o Jurgen Van den Broeck, por nombrar a algunos.

No será el único ausente Wiggins, ya que se echará de menos a tres ex campeones del mundo como son Tom Boonen, Thor Hushovd y Fabian Cancellara, que conocen lo que es ganar etapas y vestir de amarillo. Pero donde no habrá casi bajas es en las llegadas masivas, ya que la nómina de velocistas tiene nombres como Mark Cavendish, André Greipel, Alexander Kristoff, Marcel Kittel, John Degenkolb y el todoterreno Peter Sagan.

RECORRIDO

Etapa 1 (Porto-Vecchio – Bastia, 213 kilómetros). La edición centenaria del Tour de Francia parte desde la isla de Córcega, concretamente de la ciudad de Porto-Vecchio, habitual en los últimos años del Critérium Internacional. Esta primera etapa recorrerá la isla de sur a norte pegada al mar, llegando a Bastia después de más de 200 kilómetros. En los primeros compases tendrán que superar un puerto de cuarta categoría que vestirá al primer líder de la clasificación de la montaña, pero que no impedirá que la etapa se resuelva seguramente al sprint.

Etapa 2 (Bastia – Ajaccio, 156 kilómetros). Etapa corta pero entretenida en la que el Tour volverá a recorrer la isla de Córcega, aunque en esta ocasión en diagonal, llegando a la ciudad de Ajaccio. En el ecuador de la jornada los ciclistas superarán tres puertos en menos de 40 kilómetros, dos de ellos de tercera categoría y uno de segunda –el Col de Vizzavona, con 4,6 kilómetros al 6,5 % de desnivel medio–, mientras que a 12 kilómetros de la línea de meta coronarán la Côte du Salario –1 kilómetro al 8,5 %– antes de finalizar una etapa que se presenta nerviosa.

PROFIL

Etapa 3 (Ajaccio – Calvi, 145 kilómetros). De nuevo etapa corta pero nerviosa la que ha preparado el Tour de Francia, ya que en menos de 150 kilómetros los ciclistas afrontarán cuatro puertos puntuables, uno de cuarta, dos de tercera y uno de segunda. Precisamente el más duro de ellos, el Col de Marsolino –3,3 kilómetros al 8,1 %-, será el último de la etapa, coronado a tan solo 13 kilómetros para la línea de meta, situada al noroeste de la isla de Córcega, de la cual se despide el Tour de Francia.

Etapa 4 (Niza – Niza, 25 kilómetros, CRE). Después de tres jornadas por Córcega, el Tour de Francia llega al continente, y lo hace con una contrarreloj por equipos, disciplina que también se vio este año en el Giro de Italia. La etapa es corta, de solo 25 kilómetros, y tendrá un recorrido de ida y vuelta totalmente llano en la ciudad de Niza, localidad en la que cada año finaliza la París-Niza y que no acoge una llegada de La Grande Boucle desde 1981.

PROFIL4

Etapa 5 (Cagnes-sur-Mer – Marsella, 228 kilómetros). La segunda etapa más larga del Tour centenario tendrá un perfil muy quebrado, con cuatro puertos puntuables –uno de tercera categoría y otros tres de cuarta– y varios pasos más que no cuentan para la clasificación de la montaña. Uno de ellos, el Col de la Gineste, se encuentra a solo 12 kilómetros de la línea de meta en Marsella, localidad en la que la última vez ganó Cedric Vasseur (2007) al resolver de manera victoriosa una fuga.

Etapa 6 (Aix-en-Provence – Montpellier, 176 kilómetros). La carrera continúa cerca de la costa, y aunque se aventurará por el interior de Francia, pasando cerca de Arles o Nimes, llegará a Montpellier después de una etapa prácticamente llana, con la única excepción de un puerto de cuarta categoría a más de 100 kilómetros para el final. De las cuatro últimas llegadas a Montpellier, tres se resolvieron al sprint –la otra fue una contrarreloj por equipos–, con victorias para McEwen (2005), Hunter (2007) y Cavendish (2011).

Etapa 7 (Montpellier – Albi, 205 kilómetros). Etapa pre-pirenaica con un terreno pestoso en el ecuador de la jornada, en la que los ciclistas deberán superar cuatro puertos puntuables: uno de cuarta, dos de tercera y uno de segunda. Tras coronar el último de ellos, el menos duro de todos, quedarán más de 30 kilómetros en ligero descenso hacia Albi, localidad en la que hace seis años Alexander Vinokourov venció una contrarreloj –el triunfo fue a parar a Cadel Evans después del positivo del kazajo–.

Etapa 8 (Castres – Ax 3 Domaines, 195 kilómetros). Primer contacto con la alta montaña en una etapa que comienza con 130 kilómetros prácticamente llanos. Desde entonces los ciclistas encadenarán la subida a Pailhères –15,3 kilómetros al 8 %, lo que le convierte en un puerto de categoría especial– y la de Ax 3 Domaines –de 1ª categoría, con 7,8 kilómetros al 8,2 %–, en una jornada que realizará el primer gran filtro para la clasificación general. La última vez que el Tour llegó a dicha subida venció Christophe Riblon.

PROFIL8

Etapa 9 (Saint-Girons – Bagnères-de-Bigorre, 168 kilómetros). La segunda etapa pirenaica presenta un perfil llamativo, ya que además del Portet d’Aspet –5,4 kilómetros al 6,9 %, 2ª categoría–, los corredores superarán además otros cuatro puertos de 1ª categoría como son el Col de Menté –7 kilómetros al 7,7 %–, el Col de Peyresourde –13,2 kilómetros al 7 –, el Col de Val Louron-Azet –7,4 kilómetros al 8,3%– y La Hourquette d’Ancizan –9,9 kilómetros al 7,5%–. Desde esta última subida habrá 30 kilómetros hasta la meta en Bagnéres de Bigorre, donde en 2008 ganó Riccardo Riccò –aunque tras su sanción la victoria recayó en Vladimir Efimkin–, pero en terreno descendente.

PROFIL9

JORNADA DE DESCANSO

Etapa 10 (Saint-Gildas-des-Bois – Saint-Malo, 197 kilómetros). Después del primer día de descanso los ciclistas afrontarán una jornada prácticamente llana, con la única excepción de un puerto de cuarta categoría situado a más de 50 kilómetros para la meta. Por lo tanto, los repechos no serán ninguna preocupación para el pelotón, algo que sí podría venir de la mano del viento en la llegada a Saint-Malo.

Etapa 11 (Avranches – Moint-Saint-Michel, 33 kilómetros, CRI). La primera contrarreloj individual del Tour de Francia dejará grandes imágenes debido a su llegada a un lugar como el Moint-Saint-Michel, situado en una isla a la que anteriormente solo era posible acceder con la marea baja. La etapa es llana, aunque la longitud (33 kilómetros) no parece la suficiente como para ver grandes diferencias entre los candidatos a la general.

Etapa 12 (Fougères – Tours, 218 kilómetros). Etapa larga y prácticamente llana camino de Tours, donde anualmente se celebra una de las carreras de un día valederas para el World-Tour, la París-Tours. En dicha prueba el año pasado venció Marco Marcato, mientras que la última vez que llegó La Grande Boucle a la localidad francesa (2005) venció Tom Boonen, uno de los grandes ausentes de esta edición centenaria.

Etapa 13 (Tours – Saint-Armand-Montrond, 173 kilómetros). Nueva etapa llana en la que están llamados a brillar los velocistas, que únicamente tendrán como enemigo un puerto de cuarta categoría a casi 100 kilómetros de meta. La anterior vez que se llegó a Saint-Armand-Montrond fue en una contrarreloj, con victoria para Steffan Schumacher –pasó a manos de Fabian Cancellara con la descalificación del alemán–.

Etapa 14 (Saint-Pourçain-sur-Sioule – Lyon, 191 kilómetros). Jornada rompepiernas que rozará los 200 kilómetros y en la que se superarán siete puertos: cinco de cuarta categoría y dos de tercera. Precisamente los dos últimos, que no superan el 5 % ni los 2 kilómetros de longitud, se encuentran en los últimos 15 kilómetros, lo que no descarta una llegada masiva, pero obligará a los equipos de los velocistas a mostrarse atentos. En 2003, la última vez que se llegó a Lyon, venció Alessandro Petacchi.

Etapa 15 (Givors – Mont-Ventoux, 242,5 kilómetros). La etapa más larga de este Tour de Francia llegará a una de sus cimas más míticas, como es el Mont Ventoux, de categoría especial –20,8 kilómetros al 7,5 %, en la festividad nacional de dicho país, el 14 de julio. Y aunque se superarán otros cuatro puertos –tres de cuarta y uno de tercera–, estos no aportarán demasiada dureza, la cual queda reservada en su totalidad para la ascensión final, en la que Juanma Gárate se impuso en 2009 la última vez que llegó el Tour.

JORNADA DE DESCANSO

Etapa 16 (Vaison-la-Romaine – Gap, 168 kilómetros). Comienza la última semana después de una nueva jornada de descanso. Los favoritos tendrán la opción de probarse camino de Gap, ya que se coronará el Col de Manse –9,5 kilómetros al 5,2 %, puerto de segunda categoría–, seguido de un descenso de 12 kilómetros hasta la meta, donde en 2011 ganó Thor Hushovd. Aun así la etapa puede estar destinada para una fuga, que se podría fraguar en los dos primeros puertos, de tercera y segunda categoría, en los 50 kilómetros iniciales.

PROFIL16

Etapa 17 (Embrun – Chorges, 32 kilómetros, CRI). Segunda y última contrarreloj individual de la carrera, aunque no está diseñada para los verdaderos especialistas, ya que en los 32 kilómetros se superarán dos puertos de segunda categoría. La Côte de Puy-Sanières tiene 6,4 kilómetros al 6 % y La Côte de Réallon tiene 6,9 kilómetros al 6,3 %, por lo que más de un tercio de la etapa se realiza hacia arriba.

PROFIL17

Etapa 18 (Gap – Alpe D´Huez, 172 kilómetros). Comienza la traca final del Tour de Francia y lo hace con la llegada a otra de las cimas míticas de la carrera, el Alpe D’Huez –13,8 kilómetros al 8,1 %–, que por primera vez en la historia de la prueba se subirá dos veces en la misma jornada. Además, en la primera mitad se superan otros tres puertos –dos de segunda y uno de tercera– más otro de segunda después de llegar por primera vez al Alpe d’Huez a falta de 50 kilómetros para la meta. La última vez que el Tour llegó a la cima alpina, en el 2011, la victoria fue para Pierre Rolland.

PROFIL18

Etapa 19 (Bourg-d´Oisans – Le Grand-Bornard, 204 kilómetros). Nueva etapa dura para los ciclistas, que tendrán la opción de atacar prácticamente de inicio en caso de necesitarlo. En los primeros kilómetros se supera el primer puerto de categoría especial de la jornada, el Col du Glandon –21,6 kilómetros al 5,1 %–, llegando poco después de finalizar el descenso el segundo, el Col de la Madeleine –19,2 kilómetros al 7,9 %–, que se corona a 2.000 metros de altitud. No serán los únicos, ya que en los últimos 60 kilómetros se superarán el Col de Tamié –8,6 kilómetros al 6,2 %, 2ª categoría–, el Col de l’Épine –6,1 kilómetros al 7,3%, 1ª categoría– y el Col de la Croix Fry –11,3 kilómetros al 7 %–. Desde este último hasta la línea de meta en Le Grand-Bornard, donde en 2009 ganó Frank Schleck, quedarán únicamente 13 kilómetros.

PROFIL19

Etapa 20 (Annecy – Annecy-Semnoz, 125 kilómetros). Por si el Tour de Francia aún no se ha decidido, queda una última etapa de montaña donde dar un giro a la clasificación general, pese a su corto kilometraje. En la primera mitad se superan cuatro puertos –uno de segunda y tres de tercera categoría– y a partir de entonces comienza la subida al Mont Revard –15,9 kilómetros al 5,6 %, 1ª categoría–. Sin embargo, desde que finaliza su descenso hasta que se inicia la subida final a Semnoz quedan 20 kilómetros llanos que dificultan los ataques lejanos. La ascensión a Semnoz, de categoría especial, es de 10,7 kilómetros al 8,5 %.

PROFIL20

Etapa 21 (Versalles – París, 133 kilómetros). La edición centenaria llega a su fin y lo hace con la etapa habitual en los Campos Elíseos. Anteriormente, pese a superarse dos puertos de cuarta categoría, los ganadores de las diferentes clasificaciones tendrán un pequeño homenaje montados en su bicicleta, el cual se repetirá en el podio final unos kilómetros después.

EQUIPOS PARTICIPANTES
  • Ag2r La Mondiale. Este equipo compuesto por ciclistas franceses no cuenta con un candidato a hacerse con la victoria final del Tour, pero sí que suele dejarse ver con alguno de sus hombres entre los 20 primeros de la clasificación general. Su líder será en principio Jean-Christophe Peraud, que ya fue 9º en la edición del 2011 y que el pasado año sufrió un pequeño fiasco en la carrera. En lo que va de temporada se ha mostrado a buen nivel al ser 2º en el Tour del Mediterráneo –ganó además la etapa reina con final en Mont Faron–, 3º en París-Niza y 6º en el Tour de Romandía. Por si este veterano ciclista con solo cuatro temporadas como profesional falla, cuentan con John Gadret y Hubert Dupont, que en las últimas fechas han mostrado su buen estado de forma al ser 3º y 7º respectivamente en la Route du Sud. Allí además fue 4º otro ciclista del equipo, el prometedor Romain Bardet, que se presenta sin presión en su debut en una gran vuelta después de haber sido 13º este año en la Flecha Valona. Para las llegadas al sprint, a poder ser con pelotones reducidos, cuentan con Samuel Dumoulin, ganador de etapa en el 2008 y que este año acumula dos triunfos –el GP Plumelec-Morbihan y una etapa en la Etoile de Besseges–. El equipo lo completan Maxime Bouet –ganador de una etapa en el Giro del Trentino, en el que finalizó 3º en la general–, Blel Kadri –ganador de la Roma Máxima–, Sébastien Minard –4º en el Tour de Picardie– y Christophe Riblon –ganador de una etapa en Ax 3 Domaines en el Tour de 2010–.
  • Astana. Después de ganar gracias a Nibali la anterior gran vuelta de la temporada, Astana se presenta al Tour con dos ciclistas llamados a pelear por la general: Janez Brajkovic y Jakob Fuglsang. El esloveno es el que más ha demostrado en la carrera francesa, donde fue 9º el año pasado, pero en la presente temporada su mejor resultado es una 14ª plaza en la Vuelta a Suiza. Por su parte, el danés fue 4º en Dauphiné, la otra prueba donde se suele preparar el Tour, además de ser 6º en Andalucía y 11º en Catalunya. Además cuentan con Fredrik Kessiakoff, que suele desinflarse con el paso de los días pero que el año pasado ganó la contrarreloj de Pontevedra en la Vuelta a España. Para la lucha por etapas habrá que tener en cuenta a Enrico Gasparotto, que debuta en el Tour después de acabar este año entre los diez primeros de la Amstel Gold Race –carrera que ganó en 2012– y Lieja-Bastoña-Lieja, y a Francesco Gavazzi, velocista al que le falta rematar y que ha sido 6º en la Vuelta a Bélgica. En Córcega también estarán Assan Bazayev, Andrey Kashechkin, Alexey Lutsenko (campeón del mundo sub-23 que debuta en una grande con solo 20 años de edad, algo que le puede pasar factura a lo largo de la carrera) y Dmitriy Muravyev.
  • Belkin. Comenzó la temporada bajo el nombre de Blanco y con la cercanía del Tour ha aparecido un patrocinador, Belkin, que debutará en la carrera francesa. Y aunque cuentan con velocistas en el equipo, se presentan en Córcega sin ninguno de ellos, pensando en la clasificación general. Su líder en esta lucha será en principio Bauke Mollema, cuarto en la Vuelta a España del 2011 y que esta temporada ha sido podio en Vuelta a Andalucía, Murcia y Suiza –ganando la etapa de Crans Montana–, lo rozó en Noruega y Critérium Internacional, y acabó entre los diez primeros en el Tour del Mediterráneo y dos de las tres pruebas de las Ardenas –Amstel Gold Race y Flecha-Valona–. Uno de sus escuderos será Robert Gesink, 5º en la edición del 2010 pero que perdió una nueva oportunidad en el Giro, al que llegaba después de ser 6º en Catalunya y 4º en Murcia. Por su parte, Laurens ten Dam, 8º en Noruega y 13º en Dauphiné, buscará alguna oportunidad en caso de que los anteriores fallen. También hay que tener en cuenta a Lars Boom, que además de su buena actuación en las clásicas –entre los 15 primeros en Tour de Flandes y París-Roubaix– se presenta con cuatro victorias –etapas en Tour del Mediterráneo, Haut Var y Ster ZLM Tour, ganando además la general de esta última carrera–, y a Sep Vanmarcke, subcampeón en París-Roubaix, donde perdió por muy poco con Fabian Cancellara. También corren Tom Leezer –ganador de una etapa en el Tour de Langkawi–, Lars Petter Nordhaug –después de su gran temporada pasada en Sky, donde venció el GP de Monreal y el Trofeo Deiá, no acaba de encontrar el golpe de pedal en el equipo neerlandés–, Bram Tankin y Maarten Wynants.
  • BMC. El equipo estadounidense repite su dúo para la general con respecto al pasado año, con Cadel Evans y Tejay Van Garderen peleando, a priori, por asumir el rol de líder. El australiano es el más experimentado, ya que sabe lo que es ganar la carrera (2011), en la que además ha pisado el podio en otras dos ocasiones (segundo en 2007 y 2008) y ha acabado entre los diez primeros en otras tres, entre ellas el año pasado, en el que fue 7º. Sin embargo, habrá que ver cómo llega Evans a Francia, ya que a sus 36 años puede pagar los esfuerzos realizados en el Giro, donde acabó 3º. Además, en la pasada edición ya se vio superado en esta pelea por Tejay Van Garderen, que fue 5º y que ha ganado el Tour de California –además de una etapa–, podio en San Luis y Critérium, 4º en París-Niza y 7º en Suiza. Uno de sus escuderos será Amael Moinard, que fue 14º en el 2008, su debut, pero que no ha logrado volver a ocupar las primeras plazas desde entonces. Por su parte, el campeón del mundo en ruta, Philippe Gilbert, dispondrá de libertad para buscar triunfos parciales, algo que solo ha conseguido en una ocasión en el Tour (2011). El ciclista valón no ha vuelto a ganar desde que lo hiciera en el Mundial del 2012, aunque ha rozado el triunfo en varias ocasiones, siendo podio en Flecha-Brabançona y Vuelta a Bélgica y acabando entre los 15 primeros en las tres pruebas de las Ardenas –Amstel Gold Race, Flecha-Valona y Lieja-Bastoña-Lieja–. Los demás gregarios de Evans y Van Garderen serán Brent Bookwalter –ganador de etapa en el Tour de Catar, en el que además fue segundo en la general, y subcampeón de Estados Unidos tanto en contrarreloj como en ruta–, Marcus Burghardt –ganador de etapa en 2008–, Steve Morabito, Manuel Quinziato y Michael Schär –vestirá el maillot con los colores de Suiza al proclamarse campeón en ruta la semana previa al Tour–.
  • Cannondale. Como ya ocurrió en el Giro, el antiguo Liquigas se presenta en el Tour sin un candidato a la clasificación general, por muy remota que sea su posibilidad, después de varios años. A cambio contarán con Peter Sagan, capaz de ganar etapas –el año pasado se llevó tres– en varios escenarios diferentes, merced a su capacidad para superar puertos que no tengan una dureza extrema, lo que une a su gran velocidad. En la presente temporada el campeón eslovaco llega al Tour como líder en el ranking de victorias igualado con Cavendish –ambos tienen 13–, entre las que se encuentran dos en la Vuelta a Suiza y otras dos en Tirreno-Adriático, y la Gante-Wevelgem. También hay que destacar que fue 2º en dos de los monumentos ya disputados, Milán-San Remo y Tour de Flandes. Además habrá que seguir de cerca el debut en una grande de Moreno Moser, aparición destacada el pasado año, en el que ganó además de otras pruebas la Vuelta a Polonia –incluidas dos etapas–. En la presente temporada venció la Strade Bianche y fue 2º en la Vuelta a Frankfurt. Para las escapadas cuentan también con una baza interesante para las jornadas de montaña, Alessandro de Marchi, como demostró en Dauphiné haciéndose con la última etapa, con final en Risoul. El resto del equipo lo conforman Maciej Bodnar –campeón polaco de contrarreloj–, Ted King, Kristjan Koren, Alan Marangoni, Fabio Sabatini –se dejará ver en llegadas masivas si no entra Sagan– y Brian Vandborg –campeón danés de contrarreloj–.

987554-16089558-640-360

  • Cofidis. Al ser un equipo francés, Cofidis prepara el Tour con mucho mimo, presentándose en Córcega con tres ciclistas que pueden pelear por acabar entre los diez primeros de la clasificación general, cada uno de una nacionalidad distinta. En casa corre Jerome Coppel, que fue 13º en el 2011 y 21º el año pasado. Sin embargo, el ciclista francés llega sin grandes resultados este año, en el que destaca sobre todo un 4º puesto en el campeonato de Francia contrarreloj. Del campeón estonio en ruta Rein Taaramäe se espera un paso adelante desde hace varios años, ya que fue 11º en la edición del 2011, aunque no termina de confirmar lo que se espera de él. Su mejor resultado esta temporada lo ha logrado acabando 3º en GP Cholet. Finalmente Dani Navarro está más habituado a realizar labores de gregario en la Grand Boucle, pero es el que llega en mejores condiciones, después de haber ganado la Vuelta a Murcia y ser 5º en Dauphiné este mismo año. En las fugas habrá que ver si Egoitz García tiene opciones después de su buen inicio de temporada, en el que fue 4º en dos pruebas de la Challenge de Mallorca, 7º en el Tour de Haut Var y 10º en la Omloop Het Nieuwsblad. También se dejarán ver en escapadas Yoann Bagot –3º en la Vuelta a Turquía–, Christophe Le Mevel –10º en el Tour del 2010–, Guillaume Levarlet –9º en la Route du Sud–, Luis Ángel Maté –5º en la Vuelta a Murcia–, y Rudy Molard.
  • Euskaltel. El conjunto vasco se presenta al Tour sin su mejor corredor en las últimas ediciones, Samuel Sánchez, que decidió centrar su año en el Giro de Italia. Por ello el líder de Euskaltel será Mikel Nieve, que debuta en la prueba gala después de haber acabado entre los diez primeros en Vuelta y Giro –en la carrera italiana en dos ocasiones–, donde además ganó la etapa reina en 2010 y 2011, respectivamente. En la presente temporada, sin embargo, su mejor resultado es un 13º puesto en la Volta a Catalunya. La general no parece la lucha de Igor Antón después de sus últimas actuaciones como líder, aunque el año pasado fue 9º en la Vuelta a España. Este año Fuji ha sido 12º en Vuelta a Suiza, 8º en la Flecha Valona y 2º en el GP Miguel Indurain. Para las llegadas masivas cuentan con Juanjo Lobato, ganador de una etapa en la Vuelta a Castilla y León, aunque el ciclista andaluz necesitará algo de dureza para reducir el número de rivales, mientras que los hermanos Izagirre serán buenas bazas en las fugas. Gorka fue 7º en Tour Down Under, mientras que Ion ganó una etapa en el Giro de 2102 y en el último campeonato de España en ruta rozó la victoria. El resto del nueve naranja lo forman Mikel Astarloza –acabó entre los diez primeros en el 2007 y fue descalificado en el 2009 cuando también había logrado una plaza en las posiciones de cabeza–, Juanjo Oroz, Rubén Pérez y Romain Sicard –campeón del Mundo sub-23 y del Tour del Porvenir en 2009, debuta en la grande de su país después de varios años estancado debido a una lesión–.
  • FDJ. Thibaut Pinot fue el ciclista revelación del pasado Tour de Francia, en el que finalizó 10º después de hacerse con una etapa, y un año después espera confirmarse como la esperanza local de un país necesitado de esta figura. El corredor de 23 años ha sido este año 4º en la Vuelta a Suiza y 8º en la Volta a Catalunya, por lo que demuestra llegar a Córcega en un buen estado de forma. La otra opción en la general es Arnold Jeanneson, que pese a no haber rendido al mejor nivel en las últimas grandes fue 14º en 2011 y ha sido 13º en París-Niza esta temporada. En la lucha por etapas, una de sus mejores bazas será el sprinter Nacer Bouhanni, que acumula cuatro victorias en lo que va de temporada –una etapa en París-Niza, Tour de Omán y Circuito de la Sarthe, y la Val d’Ille Classic–, y que ha disputado las dos últimas grandes vueltas –Giro 2013 y Vuelta 2012–, rozando en ambas el triunfo parcial. Tampoco se puede dejar de lado a cazaetapas como Jérémy Roy, Pierrick Fédrigo y Arthur Vichot. Roy viene de ser subcampeón francés en contrarreloj, mientras que Vichot ganó el campeonato en ruta, al igual que hizo a principios de temporada con el Tour du Haut Var. Fedrigo, por su parte, acumula cuatro victorias parciales en el Tour, tres de ellas en sus tres últimas participaciones, y este año se ha adjudicado la París-Camembert. Completan el equipo William Bonnet, Murilo Fischer y Alexander Geniez –9º en el Tour del Mediterráneo–.
  • Garmin. Jonathan Vaughters presenta un equipo potente en el Tour de Francia después de que Ryder Hesjedal tuviera que retirarse del Giro, quedándose de este modo sin poder defender su victoria del año pasado. Precisamente el ciclista canadiense será el líder en el Tour, carrera en la que ya fue 6º en el 2010, después de haber sido 8º en Lieja-Bastoña-Lieja y abandonar la Vuelta a Suiza por una caída cuando estaba realizando una gran actuación. También habrá que tener en cuenta en la lucha por la general a Daniel Martin, que puso con su victoria en Lieja-Bastoña-Lieja un broche de oro a un gran inicio de temporada, en el que además ganó la Volta a Catalunya –y una etapa–. Como preparación del Tour, el irlandés ha corrido la Vuelta a Suiza, en la que fue 8º. Y para completar el tridente de Garmin, el más joven de todos, Andrew Talansky, que debuta después de haber sido 7º en la pasada Vuelta a España y que este año ha sido 2º en París-Niza –donde ganó una etapa– y 6º en Critérium Internacional. En las contrarrelojs casi todos los corredores del equipo estadounidense pueden brillar, pero entre ellos se encuentra Rohan Dennis, subcampeón del mundo de la especialidad en el 2012 y 8º este año en Dauphiné. Y en varios escenarios puede destacar el lituano Ramunas Navardauskas, ganador de etapa en el Giro de Italia y en el Tour de Romandía. Este equipazo lo conforman también Jack Bauer, Tom Danielson –4º en Romandía, 11º en País Vasco y 10º en Catalunya este año, y 8º en el Tour del 2011–, David Millar –ganador de cuatro etapas en La Grande Boucle, la última el año pasado– y Christian Vande Velde –ha acabado entre los diez primeros en dos ocasiones–.
  • Katusha. El año pasado Joaquim Rodríguez renunció a participar en el Tour de Francia y rozó la victoria en las otras dos grandes rondas por etapas del calendario mundial, al ser segundo en Giro y Vuelta. Sin embargo, este año Purito regresa a la prueba francesa con ánimo de pelear por las posiciones de cabeza, después de haber sido 7º en la única edición en que participó –2010, ganando además una etapa–. El catalán llega con dos victorias esta temporada –etapas en Omán y Tirreno-Adriático, carreras en las que terminó entre los cinco primeros-, y con sendos segundos puestos en la Volta Catalunya y la Lieja-Bastoña-Lieja. Una vez más su escudero más fiel será Dani Moreno, que ha demostrado que sabe aprovechar sus momentos de libertad, al haber ganado esta temporada la Flecha-Valona y subido al podio de Dauphiné. Otro de los gregarios será Yuriy Trofimov, que fue 13º en el Giro de Italia. El que podrá jugar sus bazas en las llegadas masivas, aunque sin mucha ayuda, será Alexander Kristoff. El velocista noruego, bronce olímpico en Londres, llega con cinco victorias a la salida del Tour de Francia –tres en la vuelta de su país y una en La Panne y Suiza–, además de haber acabado entre los diez primeros en Milán-San Remo, París-Roubaix y Tour de Flandes. Los demás ciclistas del conjunto ruso son Pavel Brutt, Aleksandr Kuschynski, Alberto Losada –11º en París-Niza–, Gatis Smukulis –campeón de Letonia en contrarreloj por tercer año consecutivo– y Eduard Vorganov –19º en el pasado Tour–.

1360924336_0

  • Lampre. Pese a meter a dos hombres entre los diez primeros del Giro de Italia, al Lampre le faltó ambición para lograr que alguno lograra una plaza en el podio. Uno de ellos, Przemyslaw Niemiec, estará en el Tour de Francia, después de su 6ª plaza en la corsa rosa, debutando a sus 33 años en la carrera francesa. Además de su buena actuación en el Giro, el escalador polaco ha acabado este año entre los diez primeros en Tirreno-Adriático, Volta a Catalunya y Giro del Trentino. Le acompaña como jefe de filas, aunque su rendimiento en la general es una incógnita, Damiano Cunego. Il Piccolo Principe fue 6º en su última participación, en el 2011, y este año ha sido 2º en la Semana Coppi y Bartali –ganó una etapa–. En las llegadas masivas debuta Roberto Ferrari, ganador de etapa en el Giro del 2012 pero cuyo mejor resultado en lo que va de 2013 es un tercer lugar en la primera etapa del Tour de Romandía. Por su parte, Adriano Malori será el hombre a seguir en la lucha contra el reloj, como ya ha demostrado este año en la Vuelta a Baviera –venció la general gracias a su actuación en la crono, que también ganó–. Malori, además, se impuso en una etapa línea de la Semana Coppi y Bartali. El resto del equipo lo conforman Matteo Bono, Davie Cimolai –velocista que ayudará a Ferrari y buscará sus opciones en caso de que su compañero no responda–, Elia Favilli –9º en el Trofeo Laigueglia–, Manuele Mori y José Serpa.
  • Lotto Belisol. Jurgen Van den Broeck quiere culminar su asalto al podio, después de haber sido 4º en las ediciones de 2010 y 2012 y tener que retirarse debido a una caída en el 2011, cuando se encontraba rozando las diez primeras plazas de la carrera antes de que esta llegara a su ecuador. Su mejor resultado de 2013 lo ha logrado en la Vuelta a Andalucía, donde fue segundo, pero también acabó entre los diez primeros en Tour de San Luis, Volta a Catalunya y Tour de Romandía. No será la única opción de brillar en La Grande Boucle para el equipo belga, ya que además cuenta con uno de los mejores sprinters del mundo, el alemán André Greipel. Hulk, como se le conoce en el pelotón, acaba de proclamarse campeón de su país en ruta, pero además ha sumado este año otras nueve victorias, entre las que destacan las tres que logró en el Tour Down Under y las dos de la Vuelta a Bélgica. El año pasado, Greipel se marchó de la prueba gala con tres victorias, a la que hay que sumar otra obtenida un año antes. Uno de sus lanzadores será Gregory Henderson, cuyo mejor resultado en lo que va de año ha sido un 7º puesto en una etapa del Ster ZLM Tour, mientras que otro de ellos, Jürgen Roelandts, tendrá algo de libertad en jornadas con algo más de dureza, como demostró siendo podio en el Tour de Flandes o con su victoria parcial en el Tour del Mediterráneo. Completan la escuadra belga Lars Bak –ganador de etapa en el Giro de 2012–, Bart de Clercq –acabó entre los diez primeros en Tour de San Luis y Vuelta a Andalucía–, Adam Hansen –ganador de etapa en la etapa del Giro con final en Pescara–, Marcel Sieberg y Frederik Willems.
  • Movistar. Las oportunidades de Alejandro Valverde para subir al podio final del Tour de Francia van llegando a su fin, y la de este año bien podría ser la última opción clara del ciclista murciano, que acabó entre los diez primeros en 2007 y 2008 y que el año pasado acabo 20º, ganando una etapa. En la presente temporada ha ganado el Trofeo Serra de Tramuntana y la Vuelta a Andalucía –además de dos de sus etapas–, ha sido podio en Amstel Gold Race, Vuelta a Murcia y Lieja-Bastoña-Lieja, y finalizó entre los diez primeros en Tour de Romandía y Criterium Dauphiné. Si Valverde falla, dos ciclistas esperarán un posible turno: Rui Costa y Nairo Quintana. El portugués, ganador de etapa en el 2011 y 18º en 2012, ha sido podio en Romandía, venció por segundo año consecutivo la Vuelta a Suiza –además de dos etapas– y se proclamó campeón de su país en contrarreloj. Quintana, por su parte, debuta en el Tour, y aunque ha demostrado poder ganar a los mejores al alzarse con el triunfo en Vuelta al País Vasco –donde ganó una etapa– y ser 4º en la Volta a Catalunya -donde ganó otra etapa-, tendrá una buena prueba de fuego en una vuelta de tres semanas. En los sprints cuentan con José Joaquín Rojas, acostumbrado a aparecer en las posiciones de cabeza –ha terminado 14 veces entre los diez primeros en lo que va de temporada– pero al que le cuesta muchísimo ganar –no lo hace desde el Campeonato de España en ruta del 2011–. El equipo español, que querrá continuar con su exitosa temporada, lo completan Andrey Amador –8º Tirreno-Adriático–, Jonathan Castroviejo –campeón de España de contrarreloj–, Imanol Erviti, Iván Gutiérrez y Rubén Plaza –venció en la Vuelta a Castilla y León, además de una de sus etapas, y ha acabado entre los diez primeros en la Vuelta a Asturias y Route du Sud–.

Alejandro-Valverde-TONI-ALBIR-EFE_ARAIMA20130321_0137_3

  • Omega Pharma – Quick-Step. En sus seis participaciones en el Tour de Francia el británico Mark Cavendish acumula 23 victorias de etapa, marchándose de la prueba sin ganar solo en una ocasión, la primera. Por ello, y por llegar como líder de triunfos de la temporada –13, igualado con Sagan– Cavendish se presenta en Córcega como el gran capitán de su equipo. Entre sus triunfos de este año destacan su victoria en el Campeonato de Gran Bretaña y las cinco etapas en el Giro de Italia, entre ellas la primera y la última. En una lucha muy diferente a la de Cavendish estará Peter Velits, que parece el ciclista que peleará por la clasificación general, después de haber sido este año 10º en París-Niza y proclamarse campeón eslovaco de contrarreloj. Además, habrá que tener en cuenta a Michal Kwiatkowski, campeón polaco en ruta, que este año rindió a gran nivel en la Vuelta al Algarve (2º), Tirreno-Adriático (4º), y las clásicas de las Ardenas (4º en Amstel Gold Race y 5º en Flecha Valona). En las contrarrelojes su gran baza será el subcampeón olímpico y campeón mundial Tony Martin, que acumula nueve victorias en lo que va de temporada –siete en pruebas individuales, más dos clasificaciones generales fraguadas en dicha disciplina– y que ya sabe lo que es ganar en el Tour –lo hizo en 2011–. Finalmente cabe destacar a Sylvain Chavanel, ganador de tres etapas y dos días líder en La Grande Boucle y que llega con cuatro victorias al inicio de la carrera –etapa y general de La Panne, campeonato francés de contrarreloj y etapa en París-Niza–. Este potente equipo también contará con Jerome Pineau, Gert Steegmans, Niki Terpstra –que hizo podio en Roubaix y acabó entre los diez primeros en la Vuelta a Bélgica– y Matteo Trentin.

ccf151c795b0610f310f6a706700fb10

  • Orica GreenEDGE. Aunque no cuenta con grandes corredores para la lucha por la general, los australianos del Orica Green EDGE presentan un buen equipo, el cual se centrará en la búsqueda de triunfos parciales. Una de sus mejores bazas es Matthew Goss, pese a que este año su paso por el Giro fue prácticamente testimonial y a que solo cuenta con un triunfo –una etapa en la Tirreno-Adriático–. Como muestra de que puede disputar las etapas, el año pasado acabó en seis jornadas entre los cuatro primeros, aunque nunca ha ganado en el Tour. Por su parte, Simon Gerrans y Michael Albasini necesitan algo más de dureza para encontrar su mejor escenario. El australiano ya sabe lo que es ganar en el Tour –lo hizo en 2008, en la etapa con final en Prato Nevoso–, y este año lo ha hecho en Tour Down Under, Volta a Catalunya y Vuelta al País Vasco, además de ser 3º en la Amstel Gold Race. En cuanto al suizo, ha ganado una etapa en París-Niza y el GP Kanton Aargau. Su única opción en la general corre de la mano de Cameron Meyer, gran contrarrelojista que este año ha sido 5º en el Tour de California y 10º en la Vuelta a Suiza –donde además ganó la primera etapa–. Completan el bloque australiano Simon Clarke –ganador de la clasificación de la montaña en la pasada Vuelta a España–, Daryl Impey –campeón sudafricano de contrarreloj y ganador de etapa en las vueltas a Baviera y al País Vasco– Brett Lancaster –ganador de una etapa en la Vuelta a Eslovenia–, Stuart O´Grady –a sus casi 40 años ha sido vencedor de dos etapas en el Tour, la última de ellas hace 9 años, y nueve días líder– y Svein Tuft –buen contrarrelojista, como demostró ganando las etapas de dicha especialidad en el Tour de San Luis y la Vuelta a Eslovenia–.
  • RadioShack Leopard. Los días antes al comienzo del Tour se conocía la noticia de que Trek absorberá la licencia de RadioShack, garantizando la continuidad del equipo, la cual parecía estar en el aire. Esto dará tranquilidad al proyecto, pero aun así la exigencia para alguno de sus ciclistas es máxima después de su rendimiento previo. Es el caso de Andy Schleck, ganador de la edición del 2010 después de la descalificación por dopaje de Alberto Contador. El luxemburgués fue segundo en la edición siguiente, pero entre lesiones y otros problemas su mejor resultado este año es el 25º puesto en la general del Tour de California –sin contar que fue 10º en el campeonato de Luxemburgo en ruta–. Otra incógnita será el rendimiento de Andreas Klöden –finalizó entre los diez primeros en Algarve, París-Niza y Bélgica– y Haimar Zubeldia –14º en Dauphiné–, que pelearon el pasado año por una plaza entre los diez mejores, la cual cayó en manos del español, que fue 6º. Para las etapas que se resuelvan en pelotones sin demasiados integrantes cuentan con la opción de Tony Gallopin, que ha acabado doce entre los diez primeros a lo largo de la temporada, entre ellos en la general del Circuito de la Sarthe –fue 4º–. Completan el equipo Jan Bakelants –3º en la Vuelta a Luxemburgo–, Laurent Didier, Markel Irizar, Maxime Monfort –4º en el Tour del Mediterráneo– y Jens Voigt –ganador de dos etapas en el Tour, cumple 42 años en septiembre pero esta temporada se ha impuesto en un parcial del Tour de California–.

1296041244_0

  • Sky. Aunque cambian los nombres, Sky causa el mismo temor en sus rivales que el año pasado en el comienzo del Tour de Francia. Y en aquella ocasión dominaron la carrera casi de principio a fin, logrando un doblete con Bradley Wiggins y Chris Froome. El primero de ellos no estará en Córcega, pero sí el segundo, que ha arrasado durante casi toda la temporada, haciéndose con la victoria en la general del Tour de Omán, el Critérium Internacional, el Tour de Romandía y Dauphiné. Solo se ha dejado en el camino una vuelta por etapas, la Tirreno-Adriático, en la que fue segundo ganando además una etapa –como hizo en todas las demás–. Su escudero más fiel será Richie Porte, que ha ayudado a su equipo a lograr dos dobletes, al ser segundo detrás de Froome en Critérium y Dauphiné. Además ganó con claridad la París-Niza –se hizo con dos etapas–, fue 2º en Vuelta al País Vasco –con otro triunfo parcial– y 8º en el Tour de Romandía. El único compañero de ambos que contará, a priori, con algo de libertad es Edvald Boasson Hagen, campeón noruego de contrarreloj, ganador de dos etapas en el 2011 y que además se ha hecho con etapa y general en la Vuelta a Noruega y un triunfo parcial en Dauphiné. Los demás hombres de negro serán Peter Kennaugh, Vasil Kiryienka, David López, Kanstantsin Siutsou –campeón bielorruso de contrarreloj y ganador de una etapa en el Giro del Trentino–, Ian Stannard –6º en Milán-San Remo y 8º en Vuelta a Baviera– y Geraint Thomas –en su primera temporada alejado de los velódromos fue 3º en el Tour Down Under, donde ganó una etapa, además de otros puestos de honor en carreras importantes–.

stu_usb_tourdefracepreview_130624_16x9.nbcsports-grid-8x2

  • Sojasun. Son posiblemente el equipo menos fuerte del Tour de Francia, habiendo logrado su presencia gracias a una invitación de la organización, pero suplirán esto con la motivación de brillar en la prueba de su país. Además, cuentan con varias bazas para lograr triunfos parciales. Uno de ellos es Jonathan Hivert, ganador de dos etapas en la Vuelta a Andalucía y de la general de la Etoile de Besseges esta temporada, en la que además ha sido 2º en la Vuelta a Luxemburgo. Otro cazaetapas como él, con buena punta de velocidad, es Julien Simon, que acabó con cinco victorias el pasado año –dos de ellas en la Volta a Catalunya–, pero que enel  2013 no ha alzado los brazos, apareciendo aun así once veces entre los diez primeros. Para etapas más duras está Brice Feillu, el único de los nueve que sabe lo que es ganar una etapa en el Tour –lo hizo en el 2009 en una etapa entre Barcelona y Andorra-Arcalís–. Además, en las fugas se verá a Julien El Fares, que ha acabado entre los diez primeros en vueltas como Dunkerke y Luxemburgo. Completan el equipo Anthony Delaplace, Cyril Lemoine –que acabó entre los diez primeros en Tro-Bro Léon y La Roue Tourangelle–, Jean-Marc MarinoMaxime Mederel  –4º en la Vuelta a Turquía–, y Alexis Vuillermoz.
  • Team Argos-Shimano. El año pasado, problemas estomacales impidieron que Marcel Kittel rindiera al nivel esperado, lastrando además enormemente la actuación de su equipo. Sin embargo, el sprinter alemán parece llegar en esta ocasión en un gran momento, siendo el tercer ciclista que más ha ganado a lo largo de la temporada. Entre sus diez triunfos destacan la Scheldeprijs, una etapa en París-Niza y cuatro en la Vuelta a Turquía. También estará en el equipo otro hombre rápido como es John Degenkolb, 9º en el Tour de Flandes y ganador de una etapa en el Giro, que el año pasado dominó las volattas en la Vuelta a España, sumando cinco triunfos parciales. Como lanzador, ambos cuentan con Tom Veelers, que el año pasado acabó una etapa entre los tres primeros aprovechando la baja de Kittel y que esta temporada ha sido 4º en la Handzame Classic. Y para las etapas contrarreloj, e ir cogiendo experiencia en un recorrido de tanta dureza, está Tom Dumoulin, que ha acabado entre los diez primeros en los tres últimos campeonatos del mundo sub-23 y que este año ha sido 5º en la Vuelta a Bélgica. También participan Roy Curvers, Koen de Kort, Johannes Fröhlinger, Simon Geschke –5º en Vuelta a Baviera y Flecha Brabançona– y Albert Timmer.
  • Team Europcar. Han sido uno de los equipos animadores en las dos últimas ediciones y podrían serlo también este año con dos ciclistas destacados como son Pierre Rolland y Thomas Voeckler. El primero de ellos parece el elegido para luchar por la general, después de acabar entre los diez primeros en los dos últimos años –ganando etapa en ambos– y el mejor joven en el 2011. Este año además ha ganado el Circuito de la Sarthe –junto a una etapa– y ha sido 10º en el Giro del Trentino. Voeckler, por su parte, ya rozó el podio en el 2011 y acumula 20 días como líder y cuatro triunfos de etapa –dos de ellos el año pasado, en el que además ganó el maillot de la montaña–. Además, este año ha ganado una etapa en Dauphiné y otra en Route du Sud, donde además se hizo con la clasificación general. En cuanto a las llegadas masivas su representante será Yohann Gene, que este año ha ganado la Tropicale Amissa Bongo –y una etapa–, y un parcial de la Route du Sud, en la que Europcar mostró un nivel muy alto. Finalmente, David Veilleux buscará un triunfo parcial por medio de una fuga, como lo hizo en la primera etapa del Dauphiné. Completan un equipo combativo Yukiya Arashiro –campeón de Japón en ruta–, Jerome Cousin –2º en la Etoile de Bessèges, donde ganó una etapa–, Cyril Gautier –ganador del Tour de Finistère y 5º en Bessèges–, Davide Malacarn y Kevin Reza.

000_arp3260781

  • Team Saxo-Tinkoff. Después de un año de ausencia, Alberto Contador regresa al Tour con la intención de lograr su tercera clasificación general –la del 2010 fue retirada al dar positivo por clembuterol–. Y lo hace con un equipo potente a su disposición, aunque sin acabar de mostrarse al nivel anterior a la sanción. Pese a ello, el pinteño ganó el año pasado la Vuelta a España y esta temporada lo ha hecho en una etapa del Tour de San Luis, en el que fue 4º en la general. Además ha sido 2º en Omán, 3º en Tirreno-Adriático, 5º en Vuelta al País Vasco y 10º en Critérium Dauphiné. El último hombre en la montaña para Contador será en principio Roman Kreuziger,que ha acabado entre los diez primeros en dos ediciones de la carrera  y ha aprovechado su libertad esta temporada siendo 3º en Vuelta a Suiza y ganando la Amstel Gold Race. No es el único que se ha dejado ver en posiciones de honor en carreras por etapas, ya que también dispone de Nicolas Roche –5º este año en el Tour del Mediterráneo– y Michael Rogers –6º en Dauphiné y 2º en California, el año pasado fue una de las piezas clave en la victoria final de Bradley Wiggins–. Daniele Bennati, que ganó dos etapas en el 2007, buscará algo de libertad en las llegadas masivas, aunque este año sus mejores resultados son sendos segundos puestos en el GP Nobili y en la penúltima etapa de la Vuelta a Suiza. El nueve lo cierran Jesús Hernández, Benjamín Noval, Sergio Paulinho –ganador de etapa en el 2010 y que este año ha sido 2º en la Vuelta a Noruega– y Matteo Tosatto –ganador de etapa en 2006–.

OMAN428-WADI-DAYQAH-DAM-OMAN-1_54366683315_54115221154_600_396

  • Vacansoleil. Su ciclismo ofensivo es apreciado por los seguidores de este deporte, y además asegura que se dejarán ver en la carrera. Aunque habrá que ver si lo harán dando la vuelta a la carrera, como hizo Thomas de Gendt en el Giro del 2012, cuando con su cabalgada hacia el Stelvio se adjudicó el escalón más bajo del podio. Este año no ha logrado grandes resultados en clasificaciones generales, pero se hizo con una etapa de la Volta a Catalunya. Otra opción para la lucha por un puesto de honor es el neerlandés Wouter Poels, que parece recuperado de su caída en la pasada edición, la cual le tuvo alejado de las carreteras seis meses. Desde entonces ha sido 10º en Tirreno-Adriático y 9º en Vuelta al País Vasco. También ha tenido problemas físicos Johnny Hoogerland, habitual en las fugas, que se ha proclamado campeón neerlandés en ruta en su última carrera antes de tomar la salida en Córcega. En las cronos su baza será Lieuwe Westra, 3º en la Vuelta al Algarve, 8º en París-Niza y ganador el campeonato neerlandés de contrarreloj y una etapa en el Tour de California. Y para las llegadas masivas habrá que estar atentos a los progresos que tenga el jovencísimo Danny van Poppel -de solo 19 años-, que acumula doce apariciones entre los diez primeros, rozando entre otras una victoria de etapa en la Vuelta a Bélgica. El nueve de Vacansoleil lo completan Kris Boeckmans –2º en Le Samyn–, Joan Antoni Flecha –ganador de una etapa en 2003, este año ha acabado entre los diez primeros en París-Roubaix y Gante-Wevelgem–, Sergey Lagutin –perdió su dominio en el campeonato en ruta de Uzbekistán, el cual había ganado en siete de sus últimas ocho ediciones– y Boy van Poppel –hermano de Danny, hijos ambos del ex ciclista Jean Paul van Poppel–.

Y para los que os gusten las apuestas deportivas que sepáis que los pronósticos dan a Froome como máximo favorito, seguido de cerca por Contador. Purito y Valverde aparecen en el cajón de los Campos Eliseos. Por otro lado, los pronósticos no son tan buenos para Pierre Rolland, Robert Gesink o Thibault Pinot, que pueden hacer llevarse al que apueste por alguno de ellos un buen pellizco de dinero. ¿Te arriesgarías o apostarías por lo seguro? El Tour de Francia comienza y las apuestas están abiertas

* Ricardo Alonso-Bartol es periodista.


– Fotos: Nicolas Bouvy/Toni Albir (EFE) – NBC Sports – AFP – Reuters – AFP

– Perfiles de las etapas: Tour de France




orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2024 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: De lunes a viernes de 09.00h a 18.00h