Perarnau Magazine

“El carácter de cada hombre es su destino”. Heráclito


MAGAZINE / Tenis

Un año sin tenis

por el 1 noviembre, 2016 • 11:25

Valencia

Recuerdo cada detalle de aquel día. Era un domingo cualquiera para muchos, singular y especial para otros. Un español y un portugués disputaban la decimotercera final de la historia del Valencia Open, séptima celebrada en la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Como periodista en Punto de Break debía cubrir la información de aquel fin de semana y dos encuentros se solapaban en mi agenda. Uno el ya comentado; el otro, un Federer-Nadal bajo la cubierta de Basilea. Hasta hoy, el último choque entre ambos en el circuito profesional. Fíjense que aunque me hubiera asegurado que aquel encuentro cerraría la mayor rivalidad tenística que vi en mi vida, volvería a elegir sentarme en aquella esquina azul y disfrutar de un apasionante Roberto Bautista – Joao Sousa. Había sido una semana de mucho ajetreo, actividad e ilusión, pero también de muchas dudas y algunos miedos. En un año donde se perdía la categoría de ATP500, el factor económico amenazaba con quitarnos algo más. Presencié el duelo completo, la entrega de trofeos, escribí sus correspondientes tweets y salí disparado hasta la sala de prensa, a redactar la crónica del partido que yo había elegido. Mientras tanto, a casi 1.400km de distancia, Federer levantaba el 88º título de su carrera, el último hasta hoy. ¡Qué dolor no haberlo visto! El trabajo estaba hecho, los protagonistas se habían manifestado, todo parecía acabado, pero todavía faltaba una última cosa. La verdadera ‘final’ del Valencia Open.

Hoy se cumple justo un año desde que Juan Carlos Ferrero y David Serrahima tomaran aquella habitación y nos abrieran los ojos: Nos sentimos profundamente decepcionados de anunciar que éste será el último torneo que veamos aquí en Valencia. ¡BOOM! Era un secreto a voces pero no eximía el dolor del momento. Ahí fue donde se descubrió la analogía más cruel de la semana: mientras los jugadores peleaban durante aquellos nueve días sobre la pista, la organización luchaba en los despachos por encontrar una fórmula (un milagro) que permitiera la permanencia del torneo en la ciudad. Y pese a que lo intentaron hasta última hora, fue imposible. Eran ya más de las 20:00, horario de invierno, y aquello estaba desierto. En prensa solo quedaba yo y el equipo de comunicación. Acabé perdiendo el pulso con la melancolía e irremediablemente comencé a pensar en Ferrero ganando en 2003 el primer título aquí, o el doblete de Almagro en 2006-2007, único jugador en revalidar corona. También el ascenso de categoría en 2009 con Andy Murray como maestro de ceremonias, la alegría de ver a Ferrer ganando en casa o aquellas cinco bolas de partido de Robredo en la final de 2014. Qué barbaridad, ¿en serio íbamos a perder todo aquello? Había pasado millones de veces por aquel paraje, seguro el punto más visitado de la capital, pero algo me retuvo al salir a la calle y enfrentarme a aquel inmenso Ágora, ya sin guardián que lo protegiera. Ya sin tenis en su interior. Doce meses después, los protagonistas de aquella maravillosa historia se reúnen de nuevo para analizar el triste final del cuento de hadas.

“Todo el equipo nos enteramos cuando dirección del evento nos informó de la situación. Fue un shock para todos aunque ya se habían oído rumores, pero no te lo acabas de creer hasta que te dicen que es el fin y que ya no se va a celebrar más”, afirma Xavi Purcallá, quien fuera jefe de comunicación del torneo. “Habíamos puesto muchísimas ilusiones, tanto la gente que era de Valencia como los que no lo éramos. Muchas horas de ilusión, cariño y esfuerzo para que siguiera adelante. Hubo años en los que la situación era muy complicada por la incertidumbre, pero seguimos luchando todos juntos, desde Juan Carlos Ferrero hasta el último recogepelotas”.

equipo

David Serrahima, ex director ejecutivo del torneo y director general de Octagon, no olvida la ausencia de apoyo que tuvieron por parte de la Generalitat Valenciana. De hecho, la deuda con ellos todavía se mantiene vigente. “Juan Carlos (Ferrero) y David (Ferrer) siempre trabajarán para recuperar un torneo para la Comunidad Valenciana. Para ellos siempre ha sido una prioridad y más ahora que la Comunitat sí ha encontrado la manera de garantizar un mínimo de 48 millones de euros a Dorna, a la organización de un gran evento para la Comunitat (MotoGP), que sin duda es una gran noticia para todos. Estamos seguro de que si han encontrado la fórmula con Dorna también deberían encontrar la fórmula de cumplir lo acordado con Juan Carlos y David. No solo para un futuro, sino también con todo lo que está pendiente hasta la fecha de hoy”, subraya sin mucha convicción.

“Con el Open no cumplieron el acuerdo porque teóricamente no había forma legal de hacer el contrato, en cambio con Dorna ya han encontrado la forma legal de hacerlo. Tanto con Dorna como con nosotros tenían un acuerdo firme y escrito, ambos proyectos iguales donde hay una empresa que tienes unos derechos en exclusiva, pero el trato no ha sido igual”, reitera Serrahima, quien ha visto cómo la Comunitat ha brindado un compromiso muy distinto con según qué empresas.

Visto el semblante de las grandes instituciones, uno no se pregunta los motivos de la desaparición del torneo, sino cómo pudo prolongarse tanto ante la evidente falta de apoyo por parte del gobierno valenciano. “Todo quedó igual que cuando dijimos que estaba pendiente de pago. No se ha recibido absolutamente nada”, añade Juan Carlos Ferrero, ex director del torneo. “La empresa tuvo que hacer ampliación de capital y pagar de nuestro bolsillo y con la venta del torneo quedamos todos más o menos bien, obviando por supuesto lo que perdimos”, confiesa el ex número 1 del mundo, quien finalmente vendió los derechos del torneo el pasado mes de enero a un promotor belga a cambio de algo más de dos millones de euros. Hace dos semanas, el ATP 250 de Amberes lucía por primera vez en el calendario en sustitución del Valencia Open.

“Al equipo de comunicación nos dijeron que era un punto y aparte, nunca un punto y final”, recuerda Purcallá. “La puerta quedó abierta. Todos pensamos que tarde o temprano la Comunidad Valenciana volverá a tener un gran torneo de tenis. Fue un hasta pronto”. Y es que Xavi volvió a ser una pieza fundamental en el funcionamiento del certamen y en la buena sintonía entre periodistas, jugadores y organización. “Los valencianos siempre se han volcado con el torneo, para ellos el tenis siempre ha sido sagrado, ha sido el pilar fundamental sobre el que se ha sostenido el tenis español durante muchos años. Además pienso que era un torneo muy cercano, familiar, relativamente pequeño pero donde cuidábamos mucho el trato personal. Recuerdo a muchos jugadores decirnos que se sentían muy cómodos, los periodistas agradeciéndonos la manera en la que facilitábamos las cosas o también los patrocinadores, con los que cuidábamos siempre cada detalle. Para todos era un torneo muy familiar, un ambiente muy positivo que se veía reflejado en el trabajo final. Para nosotros no significaba trabajar con compañeros de trabajo, éramos amigos”, señala.

Pero hay veces que la ilusión, el esfuerzo y la cercanía no son suficientes para conservar algo que quieres. ‘Dos no se pelean si uno no quiere’, pues en el amor y en los negocios, igual. Aquí los números mandan, y más cuando hay empresas y personas detrás que dependen de la rentabilidad y los beneficios. “Lo que hace falta es que las instituciones se involucren y se den cuenta de que el tenis en la Comunidad Valenciana ha sido muy importante y lo sigue siendo, que se merecen un torneo como Dios manda”, asegura Ferrero, el hombre que más fe le puso a este proyecto desde que cogiera sus riendas. “En todos los países del mundo, para que se haga un torneo de este calibre, las instituciones se involucran y valoran lo que están haciendo los que llevan el proyecto. Aquí no hubo valoración y así estamos, de momento no hay proyecto ni a corto, ni a medio ni a largo plazo”, zanja el de Ontinyent.

Juan Carlos Ferrero

Una oportunidad de crecimiento que se pierde por falta de recursos, pero sobre todo de confianza. La ocasión perfecta para seguir dando frutos a tantos años de trabajo y consolidación en la Comunidad y de tender la mano a los más jóvenes para dar el salto al profesionalismo. Roberto Bautista, finalista en la última edición, recuerda con especial cariño la desaparición del Valencia Open: “Sueño con que el torneo pueda volver. Desde que tenía 14 años he ido a ese torneo y siempre fue una motivación poder jugarlo alguna vez. Ahora mismo se echa mucho de menos que a final de año no esté y no poder jugar en casa, sentirte cerca de tu gente como puede ocurrir en Madrid y Barcelona”, asevera el de Castellón desde París, donde disputará esta semana el último Masters 1000 del curso.

La emoción nos obliga a pensar que algún día Valencia volverá a tener tenis de alta competición, aunque sea por justicia. Hacen falta cientos de requisitos, cambios en el poder y confianza plena en un deporte que ha dado tanto a este lugar. Si los de Operación Triunfo han tardado 15 años en reunirse de nuevo, ¿por qué no puede regresar algún día el Valencia Open? No suena tan mal como el concierto, pero sí es verdad que suena lejano, algo que el propio Juan Carlos Ferrero certifica. “Siento pena, por supuesto. Era una semana muy especial para mí y para toda la gente que trabajaba en el Open, por dónde se hacía el torneo, por cómo se hacía, estábamos acostumbrados a que esta semana fuese muy ocupada y muy divertida. Está claro que es injusto porque Valencia ha trabajado muy duro para sacar jugadores, después de Barcelona creo que ha sido la pionera en hacerlo y por eso se merece un torneo. Pero bueno, quién sabe si en un futuro podamos hacer algo más, de momento no”.

* Fernando Murciego es periodista.

Twitter: @fermurciego




orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2023 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: De lunes a viernes de 09.00h a 18.00h