Perarnau Magazine

"Cuando solo se tienen palabras, el silencio expresa mucho". Josep Cunill


Firmas / Darío Ojeda

Una idea cuestionable

por el 2 septiembre, 2013 • 14:17

102444.th_max

En un profundo y reposado reportaje en El País sobre la candidatura de Madrid 2020, el periodista Jerónimo Andreu resume perfectamente toda la maraña de cifras, discursos, objetivos y planes que desde hace años están detrás del proyecto de la capital española: “Madrid 2020 quiere ser infinitamente más barato que Barcelona 92, pero producir el mismo efecto catalizador”. Como ser Rubalcaba y pretender que te tomen en serio.

Por cada postura sobre la idoneidad de organizar unos Juegos Olímpicos encontraremos varios estudios que la respaldan. Los hay que aluden a las buenas cifras de Londres 2012 (¿tan buenas?), a la experiencia de Barcelona’92 (como si fueran comparables una y otra ciudad) o al fracaso de Montreal’76. Yo también tengo una opinión (contraria a acoger los Juegos), y por supuesto que tengo mi estudio.

Se titula Infrastructure Investments and Mega-Sports Events: Comparing the Experience of Developing and Industrialized Countries y es obra de Robert Baumann y Victor Matheson. En él se desmienten todas la bondades que habitualmente se citan para defender la organización de los macroeventos deportivos: no hay un impacto significativo en el PIB, no se crea un gran número de empleos y pueden provocar la construcción de un exceso de infraestructuras. Son muy pocas las ocasiones en las que unos Juegos Olímpicos resultan claramente beneficiosos para la ciudad que los acoge. Barcelona y poco más. Ni que decir tiene que el COI casi nunca sale perdiendo. Por eso llama la atención (bueno, en realidad no) que desde la candidatura, la alcaldía, la comunidad y el Gobierno todo sean ventajas.

Los políticos madrileños parecen esperar de los JJ. OO. una ola que cambie para siempre la ciudad, sin que ellos tengan que hacer nada más que posar durante un verano junto a los mejores deportistas del mundo. Pero con la misma manera de gobernar que hasta ahora, los JJ. OO. solo serían un parche –y uno muy cuestionable–. Si de verdad quieren que Madrid cambie (¿cómo y para qué?), hace falta un plan ambicioso, claro y definido, no una borrachera de verano con consecuencias potencialmente desastrosas.

Pero no solo en el plano económico es dudoso el proyecto de Madrid 2020. El deportivo también presenta grietas. Se prevé que los Juegos impulsen el deporte español como lo hizo Barcelona’92. Así de simple. Ese es el plan de los dirigentes deportivos españoles para, supongo, las dos próximas décadas. Juan Antonio Samaranch Jr., miembro del COI, lo describía así en el último número del Magazine de El Mundo: “Traer a España los Juegos Olímpicos de 2020 es, en mi opinión, la única posibilidad de conseguir financiación adicional para nuestro deporte y, de esta manera, mantener, e incluso mejorar, el excelente nivel de nuestros deportistas de élite. El Estado y los posibles patrocinadores encontrarían los recursos suficientes para que así fuera”.

Ni plan a largo plazo para fomentar el deporte infantil, ni construcción de infraestructuras en otras zonas del país, ni apuesta por la formación ni objetivos claros. Simple y llanamente una patada a seguir. Que nos den los Juegos, montamos algo parecido al Plan ADO, con suerte para el 2020 ya hemos salido del bache y así tiramos hasta que venga la próxima crisis. En España se lleva mucho tiempo vendiendo Barcelona’92 como un antes y un después en el deporte nacional. Y ciertamente lo fue, si nos atenemos al número de medallas y la proyección y el reconocimiento internacional. Pero difícilmente puede culparse al modelo construido para 1992 de los mayores logros deportivos en España en la última década (fútbol, baloncesto, balonmano y motociclismo, por ejemplo). Los deportes olímpicos por excelencia están tocando fondo (atletismo y gimnasia) o viendo la luz al final del túnel (natación).

Un buen sistema es aquel que resiste cuando vienen mal dadas. Y el sistema deportivo español (si podemos llamarlo así) se ha deshecho como un azucarillo con la crisis económica. Como todo el país, dicho sea de paso. Lo diseñado para 1992 no llegó vivo a 2012, y repetir lo mismo con vistas a 2020 solo será un arreglo temporal que evitará afrontar la cuestión de fondo, que no es otra que el lamentable estado de las estructuras deportivas (empezando por sus dirigentes) en España.

Es una muy mala noticia que el Ayuntamiento de Madrid, el Comité Olímpico Español y el Consejo Superior de Deportes se lo jueguen todo a la carta de Madrid 2020.

* Darío Ojeda.

– Foto: Ayuntamiento de Madrid




orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2022 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: De lunes a viernes de 09.00h a 18.00h